2012-08-14 22:08 Real Madrid Por: Administrador

Diez años disfrutando de Cristiano Ronaldo



A Cristiano no le dio demasiado tiempo a saborear sus primeros partidos como futbolista en la primera división de su país. Sólo un año después de debutar con el Sporting, jugó un partido amistoso contra el Manchester United, con motivo de la inauguración del estadio José Alvalade, a dos años vista de la Eurocopa de Portugal 2004. Fue entonces cuando Alex Ferguson se enamoró de su técnica y su talento y pagó cerca de 18 millones de euros por llevárselo a Inglaterra.

El United acababa de quedarse sin Beckham, que había sido traspasado al Real Madrid. A Cristiano no le temblo el pulso cuando heredó su dorsal número '7'. Quién le iba a decir al portugués que años más tarde también iba a seguir los pasos del 'gentleman' inglés marchándose al equipo blanco. 



Con los 'Red Devils', Cristiano jugó 196 partidos y marcó 84 goles. Grandes cifras que le llevaron a convertirse en el mejor jugador del mundo en 2008, año en el que logró la bota de oro (31 goles), el Balón de Oro, el FIFA World Player y fue nombrado jugador del año por la UEFA. Además, conquistó la Premier, la Community Shield, la Champions y el Mundial de Clubes.

Desde entonces no se ha bajado del pedestal, en una contínua lucha con Leo Messi por el trono mundial del fútbol. Un año después de ser campeón de Europa fichó por el Madrid, siendo el traspaso más caro de la historia del fútbol (96 millones de euros). En la Capital de España ha mejorado todavía más sus registros, alcanzando límites hasta hace poco inimaginables: 112 goles en 101 partidos de Liga, a un gol cada 78 minutos; 146 goles en total en tres temporadas, con una media de más de 48 por temporada

Hace dos años se dijo que no iba a poder superar sus propios registros de la 2009-2010, temporada en la que superó a Hugo Sánchez como máximo goleador histórico de la Liga en una temporada. Lo hizo anotando casi diez tantos más. ¿Qué sucederá este año? Las cifras son cada vez más complicadas de superar, pero a Cristiano le gustan los retos imposibles. Calidad y cualidades aparte, pocas veces (por no decir, jamás) se vio a un jugador de fútbol tan obsesionado con la superación personal como él, algo que una gran cantidad de gente interpreta como arrogante, pero que si uno se para a pensar, no puede ser más beneficioso para el equipo. Y los datos demuestran que para nada es individualista o, por lo menos, más de lo que un jugador de sus características debe ser: Ha partipado directamente en el 42 por ciento de las dianas (429) que el Madrid ha hecho en los últimos tres años.



Tiene 27 años, la edad en la que un deportista alcanza su plenitud. Y esta es la temporada del reto de la décima. Que se prepare Europa, que aún queda Cristiano para rato.


Deja tu Comentario