2013-10-06 16:10 FC Barcelona Por: Administrador

Dinero tirado en el baloncesto blaugrana



Joan Tubau

Ni Pullen, ni Nachbar, ni Lampe, ni Papanikolau ni Dorsey. Ninguno aportó nada. Fichajes de campanillas a golpe de talonario para recuperar el título de liga perdido el pasado año y cedido al Madrid y volver a la cima europea de la que también el Real Madrid apeó al Barcelona la pasada temporada. Son los objetvos del equipo de baloncesto blaugrana para esta temporada. Pero después de lo visto ayer, queda la sensación de que esta sección prosigue su imparable degradación iniciada hace tres años con un debilitamiento de la plantilla que empieza a ser preocupante.



Ahora más que nunca el equipo de baloncesto del FC Barcelona es Navarro y sus amigos. Un equipo con la historia del FC Barcelona no puede quedar en manos de un sólo jugador. Eso no pasa ni en el fútbol, en donde juega el mejor futbolista de todos los tiempos. El Barça sin Navarro juega sin patrón, sin guía y sin ideas. Y con Navarro lo fía todo a su acierto anotador. El Madrid realizó ayer un pésimo partido, pero el Barça estuvo tan mal, que aún jugó peor y mereció la derrota. Que se lo hagan mirar en los despachos. Van de error en error en materia de fichajes y han hecho de un Barça hasta hace unos años invencible un equipo perdedor y demasiado acostumbrado a conjugar el verbo perder.

Otra cosa es el lamentable espectáculo ofrecido por el Real Madrid. Jugadas antideportivas, agresiones, protestas, quejas, exigencias a los árbitros... De Rudy Fernández, el eterno candidato a crack, y de Pablo Laso, el entrenador, se pueden esperar otras maneras. Amedrentar a los árbitros con sus quejas no es lo que se espera de un equipo que aspira a ser campeón. Cero en deportividad para el Real Madrid, como ya viene siendo habitual en los últimos años, los años de Florentino Pérez.


Deja tu Comentario