2016-09-28 08:09 FC Barcelona Por: Administrador

Como diría Mourinho... "A mí me daría vergüenza empatar así"



"El señor Guardiola tiene una Champions que a mí me daría vergüenza ganarla". Esta es una de las frases de la polémica rueda de prensa de Mourinho como técnico merengue antes de la semifinal de Champions en 2011 contra el Barça. El luso lloró y lloró, pero lo cierto es que su frase es mucho más aplicable a la actuación que tuvo el Real Madrid anoche con el Borussia Dortmund que con el equipo azulgrana. Para más inri, los de Zidane ni lograron sacar la victoria en el segundo partido de la liguilla. Y eso que contaron con ayudas de todos los tipos. Empezando por los del colegiado inglés Mark Clattenburg, un asiduo socio del club blanco sobre el terreno de juego. El británico perdonó una mano de Ramos en la última final de Champions y volvió a hacer el ridículo ayer, al pasar por alto unas manos escandalosamente claras de Cristiano después de un saque de falta de Aubameyang. El árbitro volvió a culminar una actuación de vergüenza.

Clattenburg se comió una agresión de Cristiano

Pero el colegiado no tuvo suficiente con esta acción, que habría significado la amarilla para el portugués. Clattenburg sumó otro 'error' a su lista al no apreciar una agresión de CR7 a Schmelzer. Tras un forcejeo, el merengue cayó al suelo, desde donde propinó una patada que todo el mundo vio... excepto el árbitro. Esta vez la roja era más clara que el agua, pero de nuevo Cristiano quedó impune. Al delantero blanco todavía le quedó vergüenza de protestar airadamente al árbitro un gol anulado por un fuera de juego flagrante de un metro. Con su risita habitual, el portugués se dirigió a Clattenburg y se quejó. Está claro que ni Cristiano ni el Real Madrid nunca tienen suficientes ayudas arbitrales. Lo realmente preocupante es que ni sepan ganar con ellas.

Deja tu Comentario