2015-09-13 19:09 FC Barcelona Por: Administrador

Disgusto en el Barça por la fecha del parto de Mateo



Óscar Fanjul

Podría haber elegido el domingo. O el lunes. Pero Leo Messi y Antonella Rocuzzo eligieron el viernes para el parto inducido por cesarea que trajo al mundo a su segundo hijo, Mateo. La llegada de Mateo ha llenado de felicidad al barcelonismo y a todos los que quieren de verdad a Leo, pero a la vez ha causado perplejidad y cierto malestar en el seno de la junta directiva. Nadie entiende que estando ausente toda la semana y disponiendo sólo del viernes para realizar un entrenamiento preparatorio del Atlético-Barça, Leo y Anotella eligieran el viernes para el parto inducido. Hubiera sido mucho más adecuado posponer la fecha para el domingo.



Messi no se entrenó ese viernes, lógicamente el nacimiento de un hijo deja en un segundo plano cualquier otra actividad, lo que significó que Messi se presentó en el Calderón sin haber realizado un solo entrenamiento. En el club entienden que podría haber pensado más en el equipo en el momento de elegir la fecha del parto inducido.

Afortunadamente la felicidad por su segunda maternidad permitió a Leo jugar media hora en el Calderón y resolver el partido a favor del Barça. Al final, todos contentos.


Deja tu Comentario