2017-03-29 07:03 FC Barcelona Por: Administrador

El doble rasero de la FIFA: Tres partidos a Zidane por su agresión



Cierto es que Messi se equivocó durante su última actuación con Argentina. El crack culé, fruto del desquicio por la actuación arbitral, sacó su carácter, algo a lo que no está para nada acostumbrado a hacer sobre el terreno de juego. El astro se equivocó por una vez en su carrera, pero lejos de valorar su infracción por lo que es, en la FIFA han aprovechado para meterle el 'palo' más grande posible a la hora de sancionarlo. Y después de conocerse el castigo al '10' blaugrana, el mundo no ha tardado en comprobar que la magnitud de éste es una auténtica injusticia. El órgano volcó toda su rabia hacia el crack -quien no asistió a la gala del 'The Best'- y le impuso el máximo número de partidos sin jugar posible. Un total de cuatro, que supera a la penitencia de otras acciones y agresiones de muchísima mayor gravedad que no llegaron tan lejos. 

La FIFA queda en evidencia por su doble rasero

Un caso que lo ejemplifica es el ya mítico cabezazo de Zinedine Zidane a Materazzi en la final del Mundial de 2006. El ahora entrenador del Real Madrid cerró su carrera con una lamentable agresión que vio todo el mundo y desvirtuó la deportividad del fútbol en su partido más importante. Lógicamente, vio la roja, aunque el castigo que le impuso la FIFA fue de tres partidos, que además no cumplió por retirarse y terminó sustituyendo por "trabajos humanitarios", pese a manchar por mucho tiempo la imagen global del deporte rey. No hay ninguna duda de que la gravedad de la agresión de Zidane supera con creces las quejas de Messi a los árbitros, pero la FIFA ha aprovechado para canalizar su rabia contra el crack argentino, al que ha privado de jugar sus cuatro próximos encuentros con la 'albiceleste'.

Deja tu Comentario