2012-04-16 22:04 Real Madrid Por: Administrador

Dos rivales y un destino: el doblete



El momento más esperado de la temporada ha llegado y el Real Madrid se ha plantado en él con todo a favor para conseguir los objetivos marcados. Tras la consecución el curso pasado de la Copa del Rey, ha llegado el momento de ganar Liga y Champions. Líder en el campeonato nacional con la mejor cifra de goles de toda la historia de la Liga, y clasificado para las semifinales de la Champions League con el mejor promedio de la historia de la máxima competición europea, el equipo blanco parece haber cargado bien las armas para la crucial batalla.

El equipo blanco ha tenido que lidiar a lo largo de la temporada con grandes adversidades, pero el plantel madridista se ha sobrepuesto a todas ellas con garra y pundonor. Así, en el tramo final de esta temporada necesita el aliento de los suyos, de los aficionados, los cuales tiene que dar el 'do' de pecho para ser el jugador número doce, el que lleve al equipo a superar estos dos entuertos y plantarse en la recta final de la campaña con todo a favor para ganar los dos títulos.



Liga y Champions, esos son los objetivos. No hay prioridades, este equipo está hambriento de títulos y ansía ambos. En frente habrá dos duros rivales, Bayern de Múnich y Fútbol Club Barcelona, pero este Madrid es mucho Madrid y querrá demostrar al mundo entero que su fútbol está aquí para quedarse, para ser la nueva referencia del fútbol mundial.

Robben, Mario Gómez, Muller, Ribery, Messi, Iniesta o Xavi intentarán torpedear el futuro del equipo blanco, pero la ilusión de esta plantilla y de su cuerpo técnico por cumplir con los objetivos es mayor. El madridismo intentará asaltar dos feudos complicados, el Allianz Arena y el Camp Nou, con un mismo objetivo, marcar el sendero del triunfo que lleve al equipo a ser la nueva referencia mundial.

El objetivo está cerca, la luz se ve al fondo del camino. El trabajo de tantos y tantos meses de competición ha llegado a su recta final y ahora más que nunca el equipo necesita del aliento de los suyos para conseguir ser aún más grande de lo que es. Cristiano, Özil, Di María, Higuaín, Benzema, y el resto de batalladores blancos están preparados para la gran batalla de la temporada, y no entienden otro resultado que no sea la victoria final. Ahora más que nunca hay que echar toda la leña al asador para el equipo deje su sello en el campo y consiga lo que se merece, el doblete. 




Deja tu Comentario