2011-05-04 15:05 FC Barcelona Por: Administrador

Dos tiros a puerta, el argumento táctico de Mou



En el Madrid no hay autocrítica. Un equipo que pretende llegar a hacer sombra al FC Barcelona debe empezar a mirar qué hace bien y qué mal si algún día quiere parecerse al mejor equipo de la historia. Ellos no, siguen empeñados en culpar al árbitro de sus carencias de juego, y especialmente en el apartado ofensivo.

El equipo de Mourinho necesitaba marcar tres goles para llegar a la ansiada final de Wembley y apenas inquietó la portería de Víctor Valdés. El Real Madrid fue a remolque del ritmo que marcó el juego del FC Barcelona y se mostró muy inofensivo ante el conjunto blaugrana. Una eliminatoria no se remonta chutando tan sólo 2 veces a portería, y menos cuando los dos disparos provienen de la misma jugada, el balón al palo de Di María y el posterior gol de Marcelo.

Aún así, el madridismo, y lo que es más grave todavía, los propios jugadores, pretenden culpar al árbitro de su eliminatoria de la Champions League. Y es que claro, es más fácil culpar a las personas ajenas, que darse cuenta que con esta poca mordiente ofensiva es imposible derrotar al mejor equipo de la historia.


Deja tu Comentario