Sergio Marco

Paco Jémez, el entrenador del Rayo Vallecano, pasó anoche por los micrófonos de la Cadena COPE y se quedó descansado después de arremeter contra Zinedine Zidane con un ataque frontal: "No sé para qué he sacado el título si en España se puede entrenar sin él. Eso está prohibido". Y añadió: "No considero a Zidane un compañero porque no está titulado. No es un entrenador. El Madrid lo ha hecho mal". 



Queda claro que a Paco Jémez no le hace ninguna gracia que los jugadores del Castilla estén en manos de uno de los futbolistas más grandes de la historia para transmitir allí todos sus conocimientos futbolísticos. Un defecto burocrático ha servido para que el técnico rayista le eche la caballería encima. 

Florentino Pérez era consciente del problema cuando propuso a Zinedine Zidane hacerse cargo del Castilla. Y pensó en Santiago Sánchez para poner el carné mientras llegaba de Francia el correspondiente aval que le permitiría ejercer sin problemas sus funciones como técnico a pleno derecho. Mientras tanto, Zidane sería oficialmente el segundo entrenador. Sin embargo, el premiso no llega y Zidane se encuentra en una situación incómoda agravada, además, por los resultados negativos que está cosechando el equipo.

Ahora Zidane se arriesga a ser sancionado con un castigo ejemplar que podría llegar hasta los seis meses de suspensión, mientras los problemas se suceden en el Castilla, en donde el propio Zidane ha decidido la destitución del preparador físico, Diego Muriarte, por entender que las causas de la decepcionante marcha del equipo se encuentran en la parcela física. Y, paralelamente, empiezan a surgir voces en la plantilla que sostienen que Zidane trabaja y prepara muy poco los partidos.



¿Será el principio del fin de Zidane como entrenador del Castilla?