2016-04-27 19:04 Opinión Por: Administrador

El egoísmo de Cristiano convierte a Suárez en Bota de Oro



Fede Peris El próximo sábado, a las cuatro de la tarde, no estará Cristiano Ronaldo en Anoeta ayudando a su equipo a agarrarse al clavo ardiendo que le obliga, desde la tercera posición de la tabla, a ganar los tres partidos de Liga BBVA que le restan y esperar a que pinchen el Barça y el Atlético de Madrid. Los dos, porque con uno el Real Madrid no tiene suficiente. Y Cristiano Ronaldo no estará porque su portentoso físico le ha pasado factura a sus caprichos. Sin proponérselo, le ha servido en bandeja el Pichichi y el Balón de Oro a Luis Suárez. Cristiano Ronaldo está más obsesionado con los galardones individuales que con los colectivos. No es un secreto, así lo ha reconocido públicamente en diversas ocasiones. Su gran objetivo es ganar el pichichi, la Bota de Oro y el Balón de Oro. Y en ese empeño se obsesiona con jugar todos los minutos de todos los partidos. No admite descansos porque tiene prisa por marcar más goles que los demás. Así se entiende que sea capaz de celebrar un 8-0 ante un equipo modesto como si en esa tarea le fuera la vida.

Nadie se atreve a obligarle a descansar

Ningún entrenador se ha atrevido a hacerle entrar en razones. Cristiano Ronaldo juega siempre porque así lo decide él. Incluso Zidane ha llegado a admitir que se arrepentía de no haber sentado en su momento al portugués. Pero ya es tarde. Su mala cabeza, su egoísmo y sus ganas de sacarle brillo a su apellido le dejan fuera de las alineaciones en los partidos en los que el Real Madrid se juega la temporada. Y sin comerlo ni beberlo, Luis Suárez, que encabeza en este momento la clasificación del Pichichi y de la Bota de Oro, ve cómo Cristiano Ronaldo le sirve en bandeja la posibilidad de conquistar por segunda vez el título de máximo goleador europeo. En este momento, Suárez aventaja en tres goles a Cristiano Ronaldo y lo normal es que marque alguno más en los tres partidos que restan. Tres partidos en los que seguramente Cristiano Ronaldo no podrá estar. Tanto interés por meterle diez goles al Rayo Vallecano se acaba pagando.      

Deja tu Comentario