2015-03-28 18:03 Real Madrid Por: Administrador

El abrazo de Judas que enciende al madridismo



Sergio Marco

Iker Casillas, que lleva unos años en este negocio, debería saber ya a estas alturas lo que conviene y no conviene en cada momento. Y su abrazo emocionado y efusivo con Xavi Hernández instantes antes de iniciarse el clásico en el Camp Nou no le ha hecho ningún bien. Sabedor de que sus gestos son analizados con lupa por el madridismo, tanto entre los que le quieren bien como entre los que le quieren bien lejos, Casillas debería haber medido el alcance de su gesto. Está en su derecho a abrazar a un amigo, pero tratándose de Xavi Hernández, un jugador que no cuenta con ninguna simpatia entre la afición blanca, podria haber buscado un escenario alejado de los focos.



Muchos madridistas han interpretado ese abrazo delante de las cámaras como una auténtica provocación. Casillas, que ha sido acusado de "topo" del vestuario y a quien un amplio sector de la afición echa en cara que sea más amigo de Xavi Hernández que de sus propios compañeros, debería andar con pies de plomo porque situaciones como la vivida en el Camp Nou son las que luego se traducen en silbidos en el Bernabéu. Muchos se preguntan por qué es silbado Casillas. En gestos como el del pasado domingo, abrazando a Xavi, muchos vieron el abrazo de Judas y un nuevo motivo para abroncarle en cuanto tengan la primera oportunidad.


Deja tu Comentario