2015-12-03 16:12 Real Madrid Por: Administrador

El agravio comparativo con el Barça



Barça en trenExiste mucho interés en que caiga el peso de la ley sobre el Real Madrid por un error no imputable al club blanco y sí al Villarreal y a la propia Federación por no informar de la situación de Denis Cheryshev en la temporada pasada, cuando jugaba bajo la disciplina del club castellonense. Es evidente que en la actuación del Real Madrid no ha habido mala fe y sí desconocimiento. La sanción, eliminación de la Copa del Rey, es sencillamente desproporcionada. Pero ahora hay que cumplir con el reglamento a rajatabla. Será porque está el Real Madrid por medio. Hace unos años el Barcelona no se presentó a la hora fijada a jugar un partido en Pamplona ante Osasuna. El técnico de entonces, Pep Guardiola, no quiso viajar el día antes para no hacer noche en la capital navarra. Y en la mañana del partido se negó a coger el avión. Tenía el capricho de ir en tren. El Barça llegó deprisa y corriendo, con la lengua fuera después de iniciar un viaje en tren y acabarlo en autobús pocas horas antes de iniciarse el choque. Y llegó la hora del partido. El Barcelona aún no había llegado a El Sadar mientras los jugadores locales estaban dispuestos a iniciar el partido y los aficionados ya en las gradas. Y no pasó nada. El Barça llegó al campo con tres cuartos de hora de retraso y ni el Osasuna denunció nada ni a nadie se le ocurrió que el Barcelona debía ser castigado por incumplir el reglamento, que especifica claramente que los dos equipos deben estar en el terreno de juego a la hora fijada para el partido. Hay dos raseros. Uno para el Barça y otro para los demás.

Deja tu Comentario