2015-02-01 19:02 Real Madrid Por: Administrador

El agresor de Diego Llorente presume de haberle enviado al hospital



Sergio Marco

Javier Polo ha mantenido una conversación a través de whatsapp con un amigo al término del Trival-Castilla en la que le explicaba su proeza de mandar al hospital al jugador castillista Diego Llorente: "He mandado al Llorente al hospital". Y la respuesta del "amigo" no ha podido ser más elocuente: "Bien Javi, hostia puta, viva el fútbol".



Enterado Diego Llorente de que su agresor se vanagloriaba de haberle enviado al hospital, le ha respondido a través de twitter:  “Tranquilo @j22polo que no me has mandado al hospital muy a tu pesar. Suerte en la Liga, la necesitaréis”. Fino y elegante. Y viendo que había metido la pata hasta el fondo, el jugador del Trival ha intentado disculparse por su violenta entrada y por las sandeces expresadas a través de whatsapp. Pero ya era tarde. El mal ya estaba hecho.

El Comité de Competición deberá ocuparse del tema y sancionar con contundencia la mala fe de este futbolista, que ni ha sabido ser deportista en el terreno de juego ni persona fuera de él. El problema es que los jóvenes valores del Real Madrid, a los que a partir de ahora se unirá Martin Odegaard, estén expuestos a las locuras de de estos tuercebotas a los que se debería prohibir la entrada a un recinto deportivo. Esperamos impacientes el castigo ejemplar que debe recaer sobre Javier Polo.

 



 

 


Deja tu Comentario