2013-08-25 23:08 FC Barcelona Por: Administrador

El amigo de Mourinho vuelve a dar pena arbitrando



Mateu Lahoz tiene mucho interés en crearse fama de que es un árbitro que deja jugar. Sin embargo, a la hora de la verdad, lo que hace es mostrar un repertorio de decisiones contradictorias que no guardan relación unas con otras. Por un lado deja jugar y por otro castiga con tarjeta entradas que en algunos casos no son ni falta.

Esta noche, en La Rosaleda, ha dejado impunes varias acciones violentas contra Neymar. Se ha iniciado en España la caza de Neymar y Mateu Lahoz ha colaborado en la misma dejando en el campo a Gámez después de una entrada alevosa y mal intencionada que mereció la expulsión.



Hubo una jugada del Málaga que a punto estuvo de acabar en gol en la que se produjo una empujón flagrante contra Sergi Roberto que no vio el árbitro y que, de materializarse el tanto, hubiera generado un escándalo mayúsculo. También le perdonó el colegiado la roja a Sergio Sánchez por otra alevosa entrada sobre un Neymar que parecía imparable por las buenas. Lo que sí hizo Mateu Lahoz fue señalar a Neymar un fuera de juego que no era en una oportunidad blaugrana que dejaba al brasileño solo ante el meta malacitano. Cesc Fàbregas le recriminó al colegiado su incomprensible estilo de arbitrar, el mismo que deja sin sanción un codazo en la cabeza a Alves y luego castiga a éste con tarjeta por una falta leve. Sólo Mourinho entiende a este árbitro.


Deja tu Comentario