2015-05-11 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

El apoteósico fracaso de Cristiano Ronaldo en la Liga BBVA



Pedro Riaño

Seis Ligas BBVA ha disputado Cristiano Ronaldo. Ha ganado una y va camino de perder la quinta. Un balance estadístico, frío y desapasionado, que habla de su fracaso estrepitoso en el fútbol español. Desde que ha llegado se ha dedicado a buscar la fórmula para ampliar su palmarés de títulos individuales, pero en la Liga de la regularidad, la que define al mejor durante ocho meses, su rendimiento ha sido decepcionante. Bien individualmente, nefasto colectivamente.



Muchos se empeñan en hablar de él como si fuera el mejor futbolista del mundo. Pero el mejor del mundo siempre, siempre, siempre, es un futbolista ganador. Y Cristiano Ronaldo no gana. Pierde muchísimo más de lo que gana. Una Liga sobre seis, dos copas sobre seis y una Champions League sobre cinco (veremos si también sobre seis). Muy poco es para quien sueña con ser mejor que Leo Messi. Cristiano Ronaldo ha acostumbrado al madridismo ha disfrutar de la Bota de Oro o del Balón de Oro, títulos en los que la presencia del Real Madrid es coyuntural. Los títulos de verdad, los que hacen grande a una entidad han brillado por su ausencia. La Décima, en cuya final el rendimiento del portugués fue testimonial, no tapa la auténtica realidad de un Cristiano que costó casi cien millones y que no ha estado a la altura de lo que se esperaba de él.

En Liga, Messi está a punto de conseguir su cuarto título desde que Cristiano Ronaldo está entre nosotros. Es decir, que entramos en una dinámica en la que el Barça gana casi siempre mientras el Real Madrid pierde casi siempre. El Barça, además, ha quedado por delante del Real Madrid en cinco de seis ocasiones desde que el portugués juega en España. Es más, el Barça ha conseguido en este espacio de tiempo 20 puntos más que el Real Madrid en el torneo de la regularidad. Es decir, cada año el Barça de Messi ha logrado, de promedio, 3,3 puntos más que el Real Madrid de Cristiano Ronaldo.

Esta es la auténtica realidad. Podrán consolarse con victorias en el Balón de Oro bajo sospecha, pero la suma de trofeos del Real Madrid de Cristiano Ronaldo ha sufrido un retroceso. Con el portugués el Madrid se ha acostumbrado a perder más que nunca. Y entre tanto, el vilipendiado Messi ahí sigue, acumulado títulos con el Barcelona y apareciendo en los partidos vitales, cuando el portugués se esconde. El penalti fallado ayer en un partido vital que apartó al Madrid de la Liga permitió a Messi sonreir ante todas las críticas que ha recibido desde Madrid: que se esconde, que falla penaltis, que está acabado... Palabras y más palabras. La realidad circula en otra dirección.




Deja tu Comentario