2013-05-10 17:05 Real Madrid Por: Administrador

El árbitro de la final no le gusta a Mourinho



Gómez dirigió un Real Madrid-Sevilla en la temporada 2010-2011, la primera de Mourinho en el equipo blanco, en la que completó una actuación lamentable que luego fue criticada con razón por el entrenador en sala de prensa. De hecho, el portugués tuvo que mostrar, aunque no de forma directa, un papel con los errores que el colegiado había cometido durante el choque.

Nada menos que 13 faltas graves, entre tarjetas no mostradas, fueras de juego inexistentes o faltas no pitadas. Una auténtica vergüenza para un colegiado de Primera. Y la RFEF ha tenido a bien concederle un partido de tanta importancia como la final de Copa. Los estamentos, en su línea.



Gómez ya dirigió el Clásico de ida de semifinales de esta edición de la Copa del Rey, con resultado de 1-1 y una actuación discreta, cómo no, en contra del Madrid. Recemos para que en la final no se cebe con los blancos.


Deja tu Comentario