2011-04-17 01:04 FC Barcelona Por: Administrador

El árbitro impide que el Barça se lleve los tres puntos



El colegiado asturiano Muñiz Fernández no pitó un penalti a Villa en el encuentro liguero del Santiago Bernabéu. La polémica jugada tuvo lugar en el minuto 25 cuando Messi realizó un pase sobre Villa y Casillas arrolló al delantero asturiano, que cayó sobre el césped. La jugada es clarísima.

Para colmo, la acción se saldó con una cartulina amarilla para Piqué por protestar. El resultado era de empate a cero y hubiera marcado el devenir del partido.



Ya en la segunda mitad, y con el Barcelona mandando en el marcador y en el juego, Muñiz Fernández le regaló un penalti al Real Madrid que significó el gol del empate. Dani Alves se lleva claramente el balón y Marcelo exagera la caída.

El rasero arbitral tampoco fue igual en el capitulo de tarjetas. El colegiado permitió el duro juego del Madrid que cometió el doble de faltas que el Barcelona y tan sólo se llevo 3 tarjetas. Los jugadores del Barcelona, por lo contrario, acabó con cinco jugadores amonestados.

La presión mediática ejercida desde Madrid ha surgido efecto, y es que el arbitraje de Muñiz Fernández fue más casero que nunca. A ver qué dicen ahora desde Madrid cuando ven que el árbitro les ha permitido no encadenar la sexta derrota consecutiva ante el FC Barcelona.




Deja tu Comentario