2012-02-05 14:02 Real Madrid Por: Administrador

El árbitro perjudicó al Madrid en Getafe



La primera jugada polémica llegó en los inicios del encuentro. Mesut Özil se internó en el área y, cuando tenía una posición franca para marcar, Miguel Torres le agarró por la malla, generando un penalti más que claro que el colegiado no quiso pitar. El alemán protestó la jugada, pero Gámez ni se inmutó.

Tres minutos más tarde, nueva jugada polémica. Cristiano Ronaldo cayó en el área después de ser embestido por el Cata Diaz. El portugués también reclamó el penalti pero el colegiado volvió a desentenderse. Tampoco señaló nada en el mintuto 82, cuando Arizmendi entró violentamente a Pepe, en una acción que mereció algo más que una simple amonestación verbal.



Por otro lado, los azulones y muchos culés reclaman las manos de Pepe. Unas manos que el colegiado acertó al no pitar, pues si un colegiado no está seguro de una acción no puede castigarla. Fue la única nota positiva del arbitraje.

 


Deja tu Comentario