2013-02-15 17:02 Real Madrid Por: Administrador

El árbitro que no sabía sacar tarjetas da clases de moral a Mou



En una columna escrita en el diario 'Daily Mail', Poll titula "Cómo José (Mr. Encantador) influencia a los árbitros", en un claro arrebato de rabia contra el luso, del que habla durante su etapa en el Chelsea. Así se puede leer:

"José Mourinho es Míster Encantador con los árbitros. Es más efectivo en las ligas nacionales, cuando conoce a cada árbitro personalmente. Cuando llegó al Chelsea en 2004, una de las primeras cosas que hizo fue invitarme a un entrenamiento para presentarse. Él sabía que yo era uno de los líderes del arbitraje en el país y acabé dirigiendo seis veces al Chelsea aquella temporada. Él fue muy amable y me presentó a la plantilla como ‘el mejor árbitro de Europa’.Opera con tanto encanto que no piensas que estás siendo adulado".



"Antes de los partidos es amabilísimo, también. Dirigí su debut en la Premier, una victoria 1-0 sobre el United. Tras el partido me preguntó si todo estaba bien y yo, bromeando, le dije que el vestuario de los árbitros necesitaba una mano de pintura cuando menos. Cinco semanas después volví al estadio. Nuestro vestuario tenía dos duchas nuevas y una televisión de pantalla plana".

"Pero en su segunda temporada dirigí la derrota del Chelsea ante el Liverpool en semifinales de Copa y fue bastante poco encantador en el túnel de vestuarios. Se plantó allí moviendo la cabeza y mirándome con cara de decepción, me dijo: ‘Pensé que eras mi amigo’. Preferí ignorar el comentario".

"Su histrionismo en la banda se ha convertido en algo casi cómico, tan previsible que ni te sorprende ni te afecta mientras arbitras".



Es decir, que de este artículo se extrae que por el simple hecho de tener gestos de amabilidad con un árbitro, éstos ya están siendo "comprados". ¿A qué viene este ataque premeditado de Poll? Si se sentía así en aquel momento, ¿por qué no lo denunció entonces?.

Sería interesante averiguar qué se ha llevado por escribir estas líneas el ex colegiado. Un ex árbitro que, por cierto, presume de moral y acusa dando lecciones de valores cuando, efectivamente, demostraba su lamentable aptitud domingo tras domingo. Graham Poll, tal y como recuerdan los compañeros de 'Defensa Central', pasó a la historia por ser el trencilla que sacó tres tarjetas amarillas a un mismo jugador en un partido de Croacia en el Mundial 2006. Con estos precedentes, y después de reconocer que a lo largo de su carrera había expulsado a futbolistas "para llamar la atención", ¿quién va a hacer caso ahora a sus palabras?. 


Deja tu Comentario