2015-09-20 23:09 FC Barcelona Por: Administrador

El árbitro se vuelve a comer un penalti en el Camp Nou



Óscar Fanjul

El Barça ha ganado al Levante con claridad independientemente de las decisiones arbitrales. De la misma manera que marcha líder en solitario a pesar de que en las cuatro primeras jornadas le han dejado de señalar siete penaltis a favor. El Barça ya sabe de qué va este negocio del fútbol, sabe que las ayudas están reservadas para otros y que tendrá que remar contra corriente, y mucho, para lograr su objetvo mientras los demás van recibiendo ayudas y navegan con viento a favor.



Hoy le han señalado dos penaltis a favor al Barça. Y eso es noticia. Lo que no es noticia es que Fernández Borbalán, el árbitro del Barça-Levante, se haya comido un penalti de libro en el área del Levante. Eso es lo normal. Fernández Borbalán debió pensar que con dos había suficiente y que si señalaba un tercero igual le caía bronca de las alturas. Y no tuvo agallas para sancionar como pena máxima el derribo del que fue objeto Ivan Rakitic después de robar un balón al borde del área y disponerse a fusilar al portero. Fue derribado y Fernández Borbalán no se atrevió a hacer justicia. Él sabrá por qué. Debe pensar que después de pitar dos penaltis, un tercero ya era demasiado. Aunque fuera un penatli claro. Así se imparte la justicia en el fútbol español. Si al Barça le señalan dos penaltis, pase lo que pase en el área rival, no se pitarán más penas máximas. De vergüenza.

Afortunadamente las quejas del Barça nada tienen que ver con el mal perder. Líder indiscutible y único equipo que ha ganado todos los partidos. Es el mejor momento para quejarse. Al menos no sirve de excusa por los resultados porque no hay nada que excusar.


Deja tu Comentario