2014-02-07 17:02 Real Madrid Por: Administrador

El Atlético jugará a favor del Barça en la vuelta de la copa



Carlos Muñiz

El Real Madrid puede alcanzar la final de Copa y enfrentarse presumiblemente al FC Barcelona con los efectivos muy diezmados, especialmente en la zona central de su defensa. Y es que Pepe y Sergio Ramos afrontarán el próximo martes, a las nuve de la noche, el duelo de la vuelta en el Calderón sabiendo que una tarjeta amarilla les dejaría automáticamente fuera de la final del 19 de abril. En el mismo caso se encuentra Jesé, a quien también podrían buscarle las cosquillas los defensores colchoneros.



Después de sufrir las marrullerías con las que se empleó el Atlético en el Bernabéu, no es difícil intuir que, jugando en casa, éstas se multiplicarán y los jugadores madridista se verán sometidos a constantes provocaciones. Precisamente dos jugadores blancos, los dos centrales, están apercibidos de sanción si ven otra tarjeta amarilla. No hay que ser un lince para adivinar que a ambos les van a buscar las cosquillas, jugando a favor del Barça, para que vean la tarjeta y no puedan alinearse en la final.

En el caso de que tanto Pepe como Ramos vieran la tarjeta amarilla, Ancelotti debería afrontar la final con Varane y Nacho. Uno por lesión y el otro por jerarquía, ninguno de los dos ha jugado los minutos suficientes como para poder ofrecer las mismas garantías que proporcionan la pareja Ramos-Pepe en toda una final presumiblemente ante el Barcelona.

Existe la posiblidad, como apunta hoy Tomás Roncero en As, de que Ancelotti no alinee en el Calderón ni a Pepe ni a Ramos. A fin de cuentas, la pareja Varane-Nacho está más que capacitada para resistir en el campo colchonero el cómodo 3-0 obtenido en el partido de ida.




Deja tu Comentario