2014-01-19 09:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Balón de Oro ha despertado a la fiera que Messi lleva dentro



Joan Tubau

Leo Messi ha vuelto. Pero no sólo ha vuelto a las alineaciones del FC Barcelona, ha regresado con su mejor versión. El Messi de principio de temporada despertó muchas dudas. No era infalible, llegaba tarde al balón, le sobraba un regate y no acertaba siempre en el pase. Ese no era Messi. Por eso decidió parar y buscar la manera de ponerse las pilas.



Leo se ha tirado un mes en Argentina y ha vuelto hecho un toro. A lo mejor ni siquiera es el Messi de siempre, sino un Messi mejor. Se le ve poderoso físicamente, acertado en el regate, potente en el disparo y despierto en la creación de la jugada. Es el jugador que nos tenía a todos asombrados porque veía en el juego lo que no veía nadie, el hombre capaz de crear magia de cualquier jugada.

En su ausencia le han llovido las críticas. Y él ha apretado los dientes y ha seguido trabajando dispuesto a volver y a cerrar bocas. Y lo está consiguiendo. Su vuelta ha coincidido con la farsa del Balón de Oro. Él ha aceptado los chanchullos de Cristiano Ronaldo con deportividad y se ha dejado de tonterías limitándose a expresar su talento en los terrenos de juego. Y ahí vuelve a ser el más grande. Ya no quedan secuelas de la lesión y se ha lanzado a lo que mejor sabe hacer: marcar goles. Goles, en algún caso, mágicos, como el segundo que le anotó al Getafe en el partido de vuelta de la Copa.

Lo cierto es que desde su regreso Leo ha jugado tres partidos con el FC Barcelona. En los dos primeros fue suplente y disputó 26 minutos en la ida contra el Getafe y 45 minutos en el partido de Liga del campeón. El tercer partido lo ha disputado completo, ante el Getafe la vuelta de la Copa. El bagaje goleador no puede ser más espectacular: 171 minutos y 4 goles. Es decir, un gol cada 42 minutos. Cristiano Ronaldo, por su parte, muestra cifras más "humanas" en 2014. Ha disputado cinco partidos (4 completos y 62 minutos de otro) obteniendo 4 goles. Total: 422, un gol cada 105 minutos.



2014 no ha hecho más que empezar y Leo Messi ya está marcando las distancias... para que no haya dudas.


Deja tu Comentario