2012-01-07 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Balón de Oro se lo juegan Xavi y Messi



No ocurría desde el año 2004, cuando entre los tres finalistas figuraban Ronaldinho y Deco. Sin embargo, aquel año ninguno de los dos ganó. Este año volverá a haber dos jugadores del FC Barcelona en el podio final. Será el tercero consecutivo y el tercero seguido que lo gana un azulgrana. En las otras dos se los llevó Leo Messi, dejando a Xavi en tercer lugar por detrás de Cristiano Ronaldo en 2009 y de Andrés Iniesta en 2010. Este año debe ser diferente. Ninguno de ellos debe ser el tercero. Y aquí nos asalta la duda, ¿quién de ellos será el primero? Motivos para ello no les falta a ninguno de los dos.

Xavi Hernández, el inventor



Player Video...
//

El de Terrassa ha logrado lo que nadie en la historia del FC Barcelona. Se ha convertido en el jugador que más partidos ha disputado con la camiseta azulgrana. 665 partidos a las espaldas y con un gran futuro todavía por delante. Además, es el jugador del FC Barcelona que más títulos ha levantado de la historia del club con 19. Esta temporada acumula 25 partidos en los que ha marcado 8 goles y ha dado 7 asistencias de gol, siendo la tercera temporada más efectiva de su carrera. Ya no sólo se inventa los goles, también los marca.

En la pasada, después de ser tercero en el FIFA Balón de Oro finalizó la temporada de forma espectacular dando la asistencia a Pedro Rodríguez en la final de Wembley que ya teñía de azulgrana la cuarta Copa de Europa. Finalizó la campaña con 14 asistencias y 5 goles en 50 partidos disputados, siendo motivo de elogio en toda Europa. Cabe recordar que nada de esto hubiera ocurrido si el cerebro del Barça no hubiera rechazado ofertas multimillonarias como la que le ofreció el Milan a principios de siglo. Eso sí es amor y compromiso por unos colores.

Leo Messi, el ejecutor



El argentino tampoco se queda corto. Esta temporada, sólo esta campaña, suma ya 31 goles y 14 asistencias en 27 partidos. Todo ello después de una primera mitad de año espectacular. La temporada pasada la acabó con 53 tantos y 24 asistencias de gol en 54 partidos. El último de ello la finalísima de la Champions. Suyo fue el gol que ponía por delante de nuevo al FC Barcelona. Cogió el balón, se acercó a la frontal y envió al Manchester al fondo del pozo.

Este año además ha conseguido marcar en todas las competiciones posibles, algo sólo al alcance de él y otro jugadorazo como es Pedro Rodríguez. Con todos estos goles marcados, el Dios del fútbol suma 211 goles y 87 asistencias en 296 partidos oficiales jugados con el FC Barcelona a la mitad de su octava temporada en el mejor equipo del mundo. Y tiene sól 23 años. Escalofriante.

Y el ganador es...

Por historia, por categoría, por entrega a unos colores y a un club como el FC Barcelona, se lo debería llevar Xavi. A sus 31 años lo ha ganado todo a nivel de club y de selección. Y cuando hablamos de todo es todo. Sólo le ha faltado ser un delantero para llevarse el "Pichichi" o ser portero para poder ganar el "Zamora". Pero no, él es centrocampista, y su trabajo queda enmascarado por el mérito que se llevan los delanteros al ser los autores de los goles. Faceta que, por cierto, ha mejorado de forma considerable. Pero es tal su clase, que no necesita marcar goles para ser uno de los mejores del mundo. Desde el silencio, desde la discreción, Xavi lleva 14 temporadas en la élite, demostrando que es un verdadero crack.

Pero si el premio se tiene que otorgar a ese jugador que aporta esa pizca de espectacularidad se le tendría que dar a Leo Messi. No supera a Xavi en calidad, ni entrega, ni compromiso (tampoco Xavi supera a Messi), pero sí es el que marca los goles, el que acaba la faena. Leo es el gol hecho humano. Es el terremoto que hunde proyectos millonarios, el tsunami que llega a arrasar con capitales que no tienen mar, la tormenta que inunda estadios, el tornado que hace volar las banderas barcelonistas, el sol que derrite la blanca nieve, incluso el virus gripal que acaba con un equipo entero en 20 minutos. Ese es Leo Messi. Único en lo que hace. Perfecto en el como lo hace. El duelo está servido. La respuesta en 48 horas. Hagan apuestas.

 

¿Y el tercero en discordia?

Aquí aparece Cristiano Ronaldo como invitado de piedra. Más que de piedra de humo, porque no se le verá en la gala de entrega de los premios. Ni a él ni a ningún representante de la casa blanca. Han preferido quedarse ese día encerrados en casa y bajo las sábanas, deseando que ese día fatídico acabe cuanto antes. Saben que no ganarán nada y repetirán la acción de la final de la supercopa, cuando ante la recogida del título por parte de los azulgranas se fueron corriendo al vestuario.

El día que den un premio al peor perdedor, ahí sí acudirán a la cita. Serán los súper capemones. no se esconderán como siempre hacen cuando quedan en ridículo. No soportan ser unos segundones, y mucho menos ninguneados como terceros, como muy probablemente le ocurrirá a Cristiano Ronaldo. Mourinho tampoco soporta que Guardiola le vuelva a pasar la "manita" por la cara y también se esconderá en la capital. Estaban invitados a la fiesta del barcelonismo por segundo año consecutivo y han declinado la oferta. Prefieren quedarse en Madrid perdiendo unos kilitos.


Deja tu Comentario