2011-06-14 15:06 FC Barcelona Por: Administrador

El baloncesto blanco, un desbarajuste total



Allan Anderson fue un fichaje de emergencia realizado por el Barcelona en el mercado de invierno cuando Xavi Pasqual se encontró de una tacada con Basile y Pete Mickael lesionados y para largo tiempo. El Barça tuvo que improvisar, fichó a Ingles y luego a Anderson, que jugaba en la Liga mexicana con un conttrato mensual de 1.200 euros.

Siendo un tirador aceptable de larga distancia, Anderson no ha respondido a lo que se esperaba de él por su anarquismo táctica difícil de reconducir para el juego colectivo. Aún así, el Barça está a un paso de lograr el título de Liga. Está más que cantado, sin embargo, que cuando termine la temporada -podría ser hoy mismo- Anderson causará baja en el club porque para su posición ya estarán el recuperado Pete Mickael y el nuevo fichaje, el norteamericano Eidson.



Sorprende que el Real Madrid, que ha vuelto a fracasar una vez más, después de despilfarrar el dinero con fichajes y más fichajes, entrenadores y más entrenadores, haya pensado en un jugador que no da la talla para jugar en el Barça -y la prueba son los escasos minutos con los que cuenta- para liderar un nuevo proyecto en su multimillonaria sección de baloncesto.

Si acaba haciéndose realidad la noticia, que el Real Madrid ficha a un jugador que no le sirve al Barça, se confirmará el grado de inutilidad que impera en los despachos de la Casa Blanca.


Deja tu Comentario