2011-06-26 14:06 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça, campeón de la Copa del Rey juvenil



El encuentro deparó un inicio equilibrado, aunque con los azulgranas con más predisposición atacante frente a un Espanyol que mantuvo bien el tipo en el campo, cerrando los espacios.

Sin embargo, el duelo se rompió a los once minutos cuando un balón en profundidad fue aprovechado por la mejor baza azulgrana, Gerard Deulofue, para regatear a Edgar Badía y marcar por bajo el primer tanto del partido.



Al cuarto de hora fue Jordi Masó el que probó fortuna desde lejos y su disparo salió rozando el palo izquierdo del marco españolista en unos momentos en los que el FC Barcelona era el dueño de la situación en el campo.

Los jugadores de Martín Posse no podían contener el juego ofensivo azulgrana, que se tradujo con otro lanzamiento de Ernesto Cornejo (minuto 22) que desvió a córner Edgar Badía. Esta última ocasión hizo despertar al Espanyol, que abrió sus líneas en busca de inquietar a Jesús Unzué, aunque sin profundizar en sus acciones.

Sólo una indecisión del portero azulgrana poco antes de la media hora estuvo a punto de permitir que Thievy Bifouma igualara el partido. La respuesta de los de Óscar García no se hizo esperar y a los treinta y dos minutos una "dejada" de Gerard Deulofeu al borde del área la aprovechó Luis Gustavo para mandar un chutazo ajustado al poste izquierdo.



Con el dos a cero el Barcelona se dejó llevar, aunque a falta de cuatro minutos para concluir el primer tiempo Gerard Deulofeu estuvo a punto de lograr el tercero, pero su disparo fue salvado en la línea por Héctor Rodríguez.

El segundo tiempo ofreció a un Espanyol con más ambición ofensiva, con la entrada en el campo de Eric López en lugar del lateral Rubén Duarte. La primera opción llegó en el minuto 59 cuando Oriol Rosell remató por encima del travesaño, con todo a su favor.

El Espanyol pudo recortar distancias con un disparo de Héctor Rodríguez (m.60) que desvió Jesús Unzué. A renglón seguido fue Ernesto Cornejo el que se plantó solo ante el portero rival pero disparó flojo a las manos del españolista.

En el minuto 69 Gabriel López tuvo la oportunidad más clara con un remate de cabeza a bocajarro que atrapó Unzué, en una fase donde los españolistas se hicieron dueños de la situación. El partido bajó mucho la intensidad debido, en gran medida, a la actitud más conservadora de los azulgranas.


Deja tu Comentario