2011-07-01 18:07 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça exporta su filosofía a Dubai



Albert Benaiges ha estado vinculado al FC Barcelona desde el año 1990, en dos etapas, durante 19 años, y siempre dedicado al fútbol formativo. Fruto de esta estrecha vinculación, Benaiges formó parte de la delegación del club para participar en la ceremonia de entrega del Balón de Oro.

Benaiges ha concedido una excelente entrevista al diario Sport:



¿Echará de menos todo esto?

Sí, pero voy a un sitio en el que también hay 300 y pico chicos, más morenitos y con otro idioma, pero los niños son iguales en todos lados: trastos, no trastos...

¿Por qué se va?



No hay que engañarse, es una oportunidad económica importante para una persona como yo. El fútbol formativo, en España, no está mal pagado, pero es difícil dedicarse de lleno. Además, visité Dubai y me encantó, es muy occidental. En el Barça lo saben desde el primer momento, me han apoyado y sé que me voy, pero tengo las puertas abiertas del club. Y eso me da tranquilidad.

¿Qué le han pedido en Dubai?

El Barça está de moda y quieren que los niños aprendan a jugar como el Barça y a ver si algún jugador puede acabar en el primer equipo. Básicamente, trabajar, captar y dedicar horas. El nivel no es igual que aquí, el trabajo sí.

¿Tienen prisa?

Es un proyecto a largo plazo, en el fútbol formativo nunca puede hacerse a corto plazo.

¿Qué espera encontrar allí?

Es difícil saberlo, es un mercado que desconozco un poco. Aunque este club tiene buen nivel, es el segundo o tercero de Emiratos Árabes. A partir de aquí ya veremos cómo va el aprendizaje... Es otra cultura, otro estilo, otras motivaciones, son gente bastante acomodada económicamente y no existen las premuras de aquí.

Trabajará junto a Maradona.

Le dije: `Cada tarde a tirar faltas con los niños¿. No, es broma.

¿Ha hablado con él?

El día de la presentación, muy poco, porque le rodeaban unas mil personas. Él empieza el día 1 y yo el 14. Nos reuniremos. Nosotros trataremos de ayudarle, queremos que tenga éxitos porque si el primer equipo los tiene es bueno para todos.

¿Mandará algo en el fútbol base?

Yo soy el responsable, pero no me cierro en banda ni mucho menos. Si tiene ganas de estar con nosotros, será bienvenido. Ha sido el mejor jugador del mundo y lo que antes he dicho de broma se lo diré en serio.

Después de 20 años en el Barça, ¿con qué se queda?

Me quedo con que mi padre jugó en el Barça y que yo he podido trabajar en el Barça. Para mí es una institución familiar. Sé que volveré porque es mi casa. Me quedo con el barcelonismo, el catalanismo, los últimos éxitos deportivos, que te hacen sentir más a gusto y orgulloso.

¿Imaginó alguna vez que se ganarían dos Champions con tantos canteranos?

Ahora te engañaría. Hemos trabajado al cien por cien para hacer cosas, pero esto ha sido un premio. Los tres mejores jugadores del mundo son de la cantera. Más es imposible. Que haya siete campeones del mundo del Barça es imposible. Se ha conseguido algo que no se volverá a lograr nunca más. Para alguien como yo, esto es lo máximo.

¿De todos los jugadores que ha visto, con quién se queda?

Joan Barbarà, lo tuve varios años. Era un jugador excepcional y el fútbol no lo puso donde merecía, sobre todo por temas administrativos, de traspasos y cosas raras.

Se habla con razón de Cruyff, pero el momento que se vive ahora es gracias a mucha gente.

Ha habido gente muy importante. El señor Tort es fundamental, con Martínez Vilaseca, una pareja que hizo mucho, anteriormente Olivé. Más atrás me perdería. También Laureano Ruiz, que fue muy importante en la estructura. Y el estilo Cruyff, quien lo tradujo de forma obligatoria en el fútbol base y estuvo muy encima des de sus inicios fue Alexanko. Con una serie de entrenadores. Hablaría de Joan Vilà, una persona muy importante. Me gustó la llegada de Serra Ferrer, le dio un profesionalismo al fútbol base que no existía. Y ahora estamos en la cúspide, con cuatro canteranos en el cuerpo técnico del primer equipo, Altimira, Roura, Tito y Pep. Es fundamental tener a gente de la casa que lo vive.

Desde arriba solo se puede bajar.

Me refería al primer equipo. Que haya tanta gente formada en la casa. Si Pep debe irse, que lo haga cuando Xavi y Iniesta sean entrenadores. Me gustaría seguir captando niños a los 65 años para Xavi o Iniesta como entrenadores del primer equipo.

¿Hay embudo en el primer equipo para los canteranos?

Siempre ha pasado. Siempre hay gente que tiene que irse. Yo he tenido a Fernando Navarro, Joan Verdú, Sergio García, Mikel Arteta... Están triunfando por ahí porque no puede ser de otra manera.

¿Lo que viene por detrás asegura la continuidad del proyecto?

Hay garantías para unos cuantos años de que la regeneración será equilibrada. Se puede ser optimista, cuando fallen los de arriba, estarán ahí.

¿El Barça le echará de menos?

Seguro, soy el técnico de más peso del fútbol base (ríe).


Deja tu Comentario