2011-02-28 16:02 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça no le paga, pero Cruyff sigue haciendo caja



La cita fue en el elitista hotel Mas Torrent, en Girona, cuyo consejero delegado, Alex Figueras, colabora con la Fundación Johan Cruyff, lo que da pie a pensar que el local le salió gratis. Allí Johan Cruyff junto a un buen números de adictos a su leyenda (150 invitados), tiró de sus amigos para subastar todo lo que encontró a su alcance. Y recaudó 60.000 euros. No está nada mal por una noche.

El acto se vistió de "gala benéfica" y allí se subastó de todo. Quizá para compensar el dinero que la Fundación del gran ex gurú del barcelonismo ha dejado de ingresar de los socios del FC Barcelona, tal y como sucedía en la época en la que era Joan Laporta quien decidía el destino de las obras de caridad del Barça.
A la cena asistieron sus icondicionales de siempre: Laporta, Txiki Begiristain, Joan Boix... con el claro objetivo de ayudar a los niños discapacitados que figuran como beneficiarios de los proyectos de la fundación.
El show de la subasta lo presentó otro amigo, Manel Fuentes. Y allí alguien pagó 12.000 euros por pasar un día con Ferran Adrià en El Bulli. Una raqueta de Rafa Nadal se pagó a 1.200 euros, lo mismo que una camiseta de Xavi Hernández. Y, puestos a subastar, Cruyff encontró argumentos para inflar la recaudación. Hasta Pep Guardiola, tan celoso siempre de su imagen, se prestó a "venderla" a Johan Cruyff para compartir con el afortunado que pagó 7.000 euros un desayuno con él y con El Maestro Johan. También se sorteó jugar un partido con ex jugadores del Dream Team o una partida de golf con el propio Cruyff y con Txiki Begiristain.

 





 



Deja tu Comentario