2011-08-18 01:08 Real Madrid Por: Administrador

El Barça se impone en la Supercopa sin merecerlo (3-2)



Primer título de la temporada que cae para el lado culé por los pelos. El Barça aprovechó la suerte que tuvo en el partido de ida, donde fue claramente inferior pero logró un empate, para acabar ganando la Supercopa tras vencer en el Camp Nou por 3-2. Sólo una genialidad de Messi en los últimos minutos de partido desequilibró la final para el lado azulgrana ante un Madrid que plantó cara durante los 180 minutos y que puede regresar a la capital de España sabiendo que puede jugar de tú a tú al Barça y que sólo la mala suerte les ha privado de ganar el primer título del nuevo curso futbolístico.

Esta noche en el Camp Nou se han podido ver a dos equipos luchando de cara a cara, con más tensión que fútbol y reflejando una igualdad que no se vio reflejada en el resultado final.

El Madrid llegaba al Camp Nou siendo muy consciente de que habia sido muy superior en el partido de ida, algo que hacía soñar con el primer título del año. Sin embargo, los hombres de Mourinho  pagaron su falta de acierto en la ida, donde habrían podido decidir la final.

Nuevamente el Madrid no dejó a los azulgranas desarrollar su juego con una presión desde muy arriba que propiciaba las recuperaciones rápidas de balón. Ronaldo, muy activo en los primeros minutos, tuvo en sus pies el primer gol del partido en los primeros minutos, pero Valdés evitó el tanto blanco. La historia se volvía a repetir y el Barça lograba adelantarse en el marcador en su primera llegada a la portería de Casillas con una vaselina de Iniesta. El Madrid no bajó los brazos  y a los pocos minutos lograba empatar el encuentro mediante una jugada de estrategia que culminaba Ronaldo. Pese a ello, Messi marcaba al filo del descanso el 2-1. Nuevamente, el Barça se iba al descanso por delante en el marcador sin merecerlo. La historia se repetía.

Después de un segundo tiempo marcado por un juego roto y por una tensión en el campo cada vez creciente, Benzema logró el empate a pocos minutos del final. Parecía que todo se decidiría en la prórroga, pero Messi apareció cuando nadie le esperaba para marcar su segundo gol del partido y tercero en el computo de la Supercopa para dar la victoria a los azulgranas. Sólo el mejor jugador del mundo pudo acabar con un Madrid superior en la balance final de Supercopa. Si la superioridad blanca del primer encuentro se hubiese materializado, otro gallo habría cantado.

Mención aparte merece la tangana final del partido, donde jugadores de ambos equipos llegaron a las manos. Una fea forma de acabar con una  Supercopa donde el fútbol había sido  el gran protagonista hasta ese momento.


Deja tu Comentario