2011-05-21 20:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça se planta en 'semis' tras pulverizar al Unicaja



 

El equipo barcelonés fue mejor en el Palacio Martín Carpena de principio a fin con un juego equilibrado que nunca tuvo que forzar y en el que destacaron el ala-pívot esloveno Eranzam Lorbek o el también ala-pívot estadounidense Terence Morris.



El Unicaja, por su parte, pone fin a una temporada con balance negativo, en la que no se clasificó para la Copa del Rey y en la que en la Liga ACB tuvo que luchar hasta el final por llegar a la fase por el título, donde cayó a las primeras de cambio.

Después del partido disputado el pasado jueves en el Palau Blaugrana, con victoria local por 76-65, el equipo andaluz no tenía más remedio que forzar al máximo y apoyarse en su cancha y en su público para buscar una victoria que forzara el desempate el próximo lunes otra vez en Barcelona.

Pareció que el equipo que entrena Xavier Pascual quiso de raíz cortar toda ilusión de la formación del Unicaja, al ejercer una fuerte defensa que motivó tiros complicados de los de Chus Mateo.



Un triple Morris, el primero del partido, separó a los azulgranas en el marcador, que concluyó en su primer cuarto con una ventaja para los visitantes de once puntos y que dejó a los locales con sólo seis puntos a su favor (6-17).

El segundo parcial estuvo más igualado, con un Unicaja que mejoró en la defensa en un partido que hasta el descanso se caracterizó por la imprecisión de los dos equipos ante las canastas rivales.

El Barcelona sólo tuvo que controlar el tiempo de sus posesiones y lograr otros diecisiete, como en los primeros diez minutos, y con ello nunca peligró el resultado, que al descanso reflejó un parcial de 20-34, catorce puntos de ventaja para el equipo catalán ante un rival que mantuvo el tipo pero que se vio lastrado por su inicio.

En la segunda parte ya no hubo historia, porque el Unicaja siempre estuvo a la deriva ante un rival que, además, en el tercer cuarto sí estuvo inspirado en el tiro, lo que sirvió para poner, precisamente al final de este parcial la máxima ventaja a su favor hasta ese momento, de 22 puntos (38-60).

Los últimos diez minutos sobraron porque ya estaba todo hecho tras el tercer cuarto, y así lo único que sirvió fue para que el Barcelona hiciera más sangre a un adversario totalmente entregado y que llegó a tener una desventaja de 34 puntos (50-84) y que sólo redujo en dos al final (52-84). madrid-barcelona.com/EFE

 


Deja tu Comentario