2011-09-06 15:09 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça se plantea ampliar el Camp Nou



Al margen de esta cantidad, el Barcelona invertiría unos 40 millones de euros más en el 'Espacio Barça', una zona entre el Camp Nou y el Miniestadi en el que construirá una serie de infraestructuras, entre ellas un hotel.

Así lo ha confirmado el directivo Jordi Moix, responsable del área patrimonial, en un repaso de las actuaciones realizadas por la directiva de Sandro Rosell desde su llegada al frente del club.

Tras asegurar que "un Barça fuerte patrimonialmente es la mejor garantía para su independencia", Moix ha desglosado los planes que el club tiene en cuatro ámbitos: la zona de Les Corts (donde están ubicadas las instalaciones del club), la Ciudad deportiva de Sant Joan Despí y los terrenos en Can Rigal y Viladecans.

La directiva azulgrana únicamente se plantea ampliar el número de localidades, como ocurrió en 1982 y 1987, en el caso de que se produzca "una demanda sólida" de las mismas.

Se podrían conseguir 10.000 localidades más, aunque las mismas se situarían en zonas alejadas, en concreto en la parte alta de la tribuna. "Hay una demanda de asientos, pero para determinadas localidades. Si ampliamos sería en zonas lejanas", ha aclarado Moix.

"Sí que nos hemos planteado una remodelación sostenible, priorizar el confort para los socios y la mejora de los servicios, así como repensar las circulaciones verticales para mejorar el operativo de la instalación", ha dicho. La financiación sería mixta.

En todo caso, Moix ha descartado que el Barcelona haya pensado construir un nuevo estadio fuera de la ciudad. "No veo al Barça fuera de la ciudad, es implanteable para el club, los socios y el ayuntamiento. El enfoque está centrado en Les Corts", ha dicho.

Más avanzados están los planes para la construcción de un nuevo Palau Blaugrana, en un emplazamiento cercano al actual. Supondría una inversión mínima de 75 millones de euros, se empezaría a construir a finales de 2012 o principios de 2013 y estaría operativo para la campaña 2015-16.

La financiación sería externa "para no distraer recursos del club" y se ha llegado a un acuerdo con la Euroliga, cuya normativa obliga a jugar en una instalación con una serie de requisitos que ahora no cumple el Blaugrana, para informar sobre la evolución del proyecto.

En todo caso, el Barça no contempla, como ocurrió tras los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, la posibilidad de jugar encuentros en el Palau Sant Jordi y no descarta que la nueva instalación reciba un nombre comercial "en función de las opciones de financiación".

Como logros de la directiva, Moix ha recordado que se ha conseguido la suspensión de la aprobación definitiva del plan de los terrenos propiedad del club en Les Corts (Miniestadi), con lo que se descapitalizaba el club por la venta de 20 hectáreas de terreno con un rendimiento entre 50 y 75 millones.

La construcción de una estación de metro en uno de los extremos de la isla del Miniestadi es "un hecho estructural muy importante para el futuro", según Moix, quien también ha comentado novedades futuras en cuanto a la construcción del 'Espacio Barça', una zona entre la isla del Camp Nou y el Miniestadio en la que se realizarán diferentes actuaciones.

"La idea es abrir esta zona a la ciudad y al barrio de Les Corts", ha comentado Moix. El Barça construirá allí una sede social, un hotel, un auditorio, un gimnasio, oficinas, una megatienda y negocios de restauración, así como la posible ampliación de un aparcamiento subterráneo.

En Sant Joan Despí, donde está ubicada la ciudad deportiva, el Barça está acabando unas obras en una zona anexa al pabellón, donde se construirán los nuevos servicios médicos y estarán las oficinas del fútbol profesional y formativo.

El club, en una parcela que ha recuperado, construirá tres pistas polideportivas y un almacén general y el techo edificable recuperado con esta operación se aplicará en la misma ciudad deportiva. Hasta la fecha ha invertido 8,8 millones de euros en la nueva Masia, abierta el pasado mes de julio.

Otras actuaciones pendientes se centran en Can Rigal (L'Hospitalet), donde se impulsa una propuesta para trasladar e integrar una subestación eléctrica de Fecsa Endesa (que comparte con el ayuntamiento de la ciudad y el Barça la titularidad de los terrenos). Se trata de unos terrenos comprados en 1997 y en los que se tramitó una recalificación de terrenos.

La idea del club es "poner en valor este activo", de unos 20.000 metros cuadrados edificables, por lo que se plantea "una venta o permuta inmobiliaria", aunque siempre que "la coyuntura económica sea favorable".

Finalmente en la zona de Viladecans, el Barcelona dispone de 54 hectáreas en una zona con acuíferos "muy sensible" por cuestiones medioambientales. "Se está estudiando impulsar una estrategia sostenible para poner en rendimiento los derechos del Barça", ha insistido Moix. EFE


Deja tu Comentario