2012-10-03 16:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça aniquila a los Boixos Nois mientras el Madrid mima a los Ultra Sur



Pepe es el ejemplo más claro de la violencia extrema en un campo de fútbol. Como su entrenador y amigo entrañable, que igual le mete el dedo en el ojo a un rival que insulta ante un micrófono a cualquiera que no le ría las gracias. Para acabarlo de arreglar, Pepe cerró la triología ofreciendo la camiseta con la que había marcado un gol al Deportivo regalándola a los Ultra Sur y haciéndoles partícipes del nucleo de poder que ahora mismo manda en el club.

Pepe en el campo, Mourinho en el banquillo y los Ultra Sur en la grada. Se supone que en los despachos manda el presidente Pérez, aunque existen dudas más que razonables sobre ello visto el cariz que toman los acontecimientos en un club antaño señorial y ahora llevado bajo las coordenadas de la violencia física y verbal. De otra manera no puede entenderse que mientras el Barça ha desarticulado a su grupo radical, los Boixos Nois, el Real Madrid siga alimentando a los violentos Ultra Sur, que son los que dan vidilla partido tras partido a los gritos ofensivos que se oyen en el Bernabéu contra el Barça y contra Catalunya que sólo sirven para avivar el fuego independentista de quien los escucha y los rechaza. son los mismos que gritan "¡Pepe, mátalo!" cuando algún rival se pone impertinente.



Pero así fuenciona este Real Madrid regido por portugueses y sostenido por los Ultra Sur. ¡Si don Santiago Bernabéu levantara la cabeza la daba algo!

 


Deja tu Comentario