2013-05-24 13:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça busca un recambio para Tito



Pedro Riaño

Tito Vilanova podría haber trasladado a Sandro Rosell sus dudas sobre su continuidad al frente de la plantilla del FC Barcelona. Así lo explica hoy El Condifencial, que añade que " la verdadera preocupación de Sandro Rosell es la de encontrar un entrenador que supla la más que posible salida de Tito Vilanova del banquillo azulgrana". No hay nada que desee más Rosell que Tito se recupere satisfactoriamente y pueda seguir ocupando el banquillo del Camp Nou. Tito es la referencia que le ancla con el pasado más glorioso del club y un paraguas ideal para cuando vengan mal dadas. Un cambio de entrenador significaría la ruptura definitiva con el guardiolismo y le dejaría indefenso ante los vaivenes del marcador y las ganas que le tiene una oposición que con el paso del tiempo gana efectivos.

Pero lo que en los despachos del FC Barcelona no se desea es la repetición de la situación que ha obligado a Jordi Roura a liderar la nave blaugrana durante una fase importante de la presente temporada.  En las últimas horas han salido a la palestra tres nombres con posibilidades de tomar el relevo de Tito si sus problemas de salud no le permiten continuar: Ernesto Valverde, Luis Enrique y Óscar García Junyent.

El primero es santo de la devoción de Andoni Zubizarreta, aunque su ascendencia entre la directiva ha quedado muy cuestionada después de sus fracasos en los casos Valdés y Thiago. Valverde aporta también cierto sabor cruyffista que serviría para calmar a los críticos de Rosell, tiene experiencia, sus equipos juegan buen fútbol, ex un ex jugador del FC Barcelona y conoce y respeta los valores del club. Valverde es el candidato número uno si falla Tito Vilanova porque el técnico que gustaba a todos, Manuel Pellegrini, se ha escapado al Manchester City. El Barcelona pudo haberle convencido con poderosas razones para que esperara un año más en el Málaga, pero no lo ha hecho y ahora su contratación es imposible. Se lo han llevado Txiki Begiristain y Ferran Soriano.

Luis Enrique, que en las últimas horas ha sonado como alternativa a Carlo Ancelotti en el PSG, no es santo de la devoción de esta junta directiva. Y la prueba es que se deshizo de él, cuando dirigía al filial, poco después de tomar posesión. Su carácter despierta recelos y en su contratación se vislumbran más sombras que luces.

Y el tercer candidato, Óscar García, que acaba de rescindir su contrato con el Maccabi de Tel Aviv, al que ha hecho campeón, no tiene ninguna posibilidad de ser el entrenador del FC Barcelona mientras Sandro Rosell sea el presidente del club. Óscar, cruyffista confeso, es un hombre de Joan Laporta, con quien mantuvo y mantiene excelentes relaciones. Regalarle el cargo a Óscar sería tanto como meterse un espía en casa. Al menos así lo entiende un sector de la junta directiva. Se trata de un técnico muy marcado con el pasado reciente de la historia del club y que deberá esperar a que vuelvan los suyos para cumplir su sueño de dirigir al Barça.

Así las cosas, sólo Ernesto Valverde está en condiciones de tomar el relevo de Tito Vilanova en caso de emergencia. El problema es que el Valencia está esperando una respuesta para ofrecerle la renovación y el técnico vasco no puede dar largas al club ché de forma indefinida.

Deja tu Comentario