2013-05-30 00:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça, campeón de Catalunya ante el eterno segundón



Marc García

Séptima Copa de Catalunya para el Barça. El conjunto azulgrana, que se tomaba el partido como una mera diversión, ha sido muy superior a un Espanyol que tuvo en sus manos llevarse una mínima alegría durante la temporada. Pero ni con esas.



El cuadro barcelonista se ha impuesto en los penaltis al Espanyol (4-2) después de que el partido finalizara con empate a uno. El gol de Simao ha adelantado a los pericos en el primer tiempo, pero Cesc Fàbregas, a pocos segundos del final del encuentro, ha hecho justicia y ha empatado el luminoso para que el ganador del trofeo se decidiera desde el punto fatídico.

El equipo de Tito Vilanova ha dominado durante todo el partido y tan sólo las intervenciones de Kiko Casillas han evitado un triunfo holgado del mejor club del mundo. Sin embargo, el Espanyol ha aprovechado su primera oportunidad para inaugurar el marcador: Simao aceptaba el error de Adriano en la salida de balón y no ha perdonado el primer tanto del choque.

Tras ponerse el marcador en contra, el Barça se ha volcado al ataque y ha encontrado el premio del gol en la última jugada, cuando Cesc ha batido por bajo a Kiko Casilla para igualar el duelo. Al final, los penaltis han confirmado la hegemonia azulgrana. Los blanquiazules, mientras tanto, siguen llorando cuando ya se veían ganadores de la competición. Han bastado tres jugadores del primer equipo y el resto del filial para superar a un Espanyol que se confirma como el equipo pequeño de la ciudad y de Catalunya. Por su parte, David Villa, marcando el gol definitivo en la tanda de penaltis, pudo decir adiós al FC Barcelona con un tanto especial.




Deja tu Comentario