2013-07-23 13:07 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça cierra el ejercicio con 32 millones de beneficio



Joan Tubau

El FC Barcelona, a través de su responsable económico, Javier Faus, ha presentado el balance económico de la temporada 2012-13 una vez auditadas las cuentas por Deloitte. El beneficio neto después de impuestos asciende a 32 millones de euros, que es la diferencia entre unos ingresos de 491 millones y unos gastos de 443. Llama la atención el detalle de que la temporada anterior se ingresaron cuatro millones, más, 495. También ha habido un gasto de dos millones más respecto a la temporada anterior derivado del pago de primas.



Faus ha informado del especial interés con el que Hacienda trata al FC Barcelona ("el Barça vive en continua inspección, los inspectores viven en nuestra casa") y ha justificado por ahí el pago de 8 millones al fisco por el periodo de Laporta correspondiente a 2005-08. También llama la atención de déficit de 24 millones de la sección de baloncesto que no ha servido ni para ganar la Liga ni la Euroliga. Y ha lanzado un aviso a Gerardo Martino después de la inversión por Neymar, que ha sido contabilizada en las cuentas de la temporada recién finalizada: "Nosotros no nos metemos en los nombres, simplemente damos unos parámetros y el dinero disponible es el mismo. Ahora será el nuevo entrenador el que deberá decir si se destina al fichaje de un central u otro u otros jugadores. Lo cierto es que habrá bastante dinero para fichar lo que pidan los técnicos".

Faus ha valorado los traspasos de Thiago y Villa. De Thiago ha dicho: "quizá no sea una buena operación en el apartado deportivo, pero es una grandísima operación en lo económico. 25 millones por un suplente es un buen precio". Y sobre Villa ha dicho: "lo más importante es mantener la estabilidad en el pago de salarios que se ha situado en los 212 millones, solo diez más que el pasado año. Nos fijamos mucho en las cantidades de los fichajes, pero es más importante el capítulo de nóminas". La realidad es que en el balance la operación Villa se salda con 8 millones de pérdidas.

 
Por otra parte, el fondo propio positivo de 13 millones permitirá a esta directiva no tener que avalar con su patrimonio privado, como había estado sucediendo hasta ahora. La deduda neta baja en tres millones y queda fijada en 334 millones de euros. Faus también ha recordado que la directiva no se planteará novedades sobre el Camp Nou hasta que la deuda se sitúe alrededor de los 200 millones, 134 menos de lo que hay ahora.


Deja tu Comentario