2013-07-08 09:07 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça decide dosificar a Xavi cuando se va Thiago



Pedro Riaño

A sus 33 años, Xavi Hernández no está para grandes excesos. A lo largo de su carrera se ha prodigado con el FC Barcelona y la selección y tantos partidos empiezan a pasar factura a su organismo. Mundo Deportivo habla hoy de un plan especial para Xavi que pasa por dosificar sus apariciones en el equipo y evitar de esta forma que acumule más de 60 partidos. Además, estamos ante un año de Mundial, Xavi quiere estar en la cita brasileña, y el Barcelona, el club que le acaba de renovar por tres años y que le ofrece un contrato más que generoso, está obligado a velar por su salud para que llegue a Brasil 2014 con La Roja en perfectas condiciones.



Esa es la realidad, el FC Barcelona tiene que mantener en forma a Xavi, sin quemarle, para que llegue a tope al Mundial. Xavi lleva siete temporadas sin bajar de 50 partidos oficiales, entre su equipo y la selección, y además padece una lesión crónica en el tendón de aquiles que le obliga a adoptar precauciones para no recaer.

Ante estra situación, que si no es dramática sí resulta al menos preocupante, nos encontramos con que su relevo natural, Thiago Alcántara, se quiere ir del Barça porque un error burocrático cometido por el club lo permite y porque en el Manchester United, además de dinero, le ofrecen los minutos que, al parecer, el Barça le niega. Resulta paradógico que el Barça no pueda prometerle minutos al MVP del Europeo Sub 21 cuando Xavi pide a gritos descanso. Algo falla aquí, algo no se ha explicado. ¿Por qué no anuncian Thiago y el Barça qué va a pasar con el futuro del jugador? ¿A qué están esperando? ¿Por qué el Barça deja escapar a un jugador vital para alargar la carrera deportiva de Xavi? Este equipo corre el riesgo de quedarse sin Thiago y sin Xavi si las lesiones vuelven a cebarse en el de Terrassa. Si lo que Thiago pide son minutos para acudir al Mundial con La Roja el próximo verano, ¿tanto costaba convencerle de que en el Barcelona los tendrá o cederlo a otro equipo un año para cubrir sus necesidades de juego esta temporada y volver el año próximo?

Nuestros antepasados recuerdan que el Barcelona traspasó en 1960 a Luis Suárez al Inter por una millonada, pero que luego lo pagó con creces durante una época de 14 años en la que no se ganó nada trascendente. Thiago no tiene el peso que tenía Suárez en aquel equipo, pero su marcha puede dejar a este equipo huérfano de un director de primer nivel durante muchos años. Si llenar el hueco que dejará Xavi se convertirá en una tarea difícil, tampoco resultará sencillo encontrar un recambio como Thiago, que a día de hoy es bastante más de lo que era Xavi cuando Pep Guardiola le cerraba el paso de la titularidad en el Barcelona.



Si nadie lo remedia, estamos a punto de asistir a uno de esos grandes errores históricos que de tanto en tanto ensombrecen la historia del club.

 


Deja tu Comentario