2012-01-12 15:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça deja vía libre al Madrid por Bale y se vuelca con un descartado



Con Neymar llamando a la puerta y pidiendo fichar ya, el Barça no está para grandes alegrías económicas. Tiene que seleccionar sus objetivos y administrar el dinero de forma que llegue para todo. Neymar y Bale son incompatibles. O uno u otro. Son dos jugadores cuyo traspaso se cotiza por encima de los 40 millones y el Barça no puede hacer frente a los dos en un mismo año.

Por eso la secretaría técnica ya está trabajando en la gran alternativa para el puesto de lateral izquierdo que ha dejado vacante Maxwell y que todo hace indicar que también abandonará Abidal a final de temporada. Así las cosas, el Barça se encuentra en su plantilla con un sólo futbolista, Adriano, que puede desenvolverse en esa posición sin problemas. El lateral izquierdo es, posiblemente, la demarcación que precisa de mayor atención, por eso Guardiola ha puesto sus ojos en Jordi Alba, el lateral internacional del Valencia que apenas cuenta con 22 años.



El cuerpo técnico ha seguido con atención los partidos de este jugador durante la temporada y los informes sobre su fichaje son muy favorables, fundamentalmente porque se entiende que encajaría sin problemas en la filosofía del juego que practica el equipo de Guardiola. Además, el hecho de ser catalán facilita mucho las cosas, especialmente su integración en el núcleo duro del vestuario, formado por jugadores de casa. Guardiola tiene las ideas muy claras, por eso ha enviado a su propio agente y hombre de confianza, Josep María Orobitg, para negociar con los representantes del jugador. En principio parece que el futbolista, que se perfila como titular de La Roja en la Eurocopa, podrá cambiar de aires sin dificultad y que la operación podría cerrarse en torno a los 15 millones.

Una vez solucionado el lunar del lateral izquierdo el FC Barcelona afrontaría la situación de Neymar, que en principio tenía que aterrizar en el Camp Nou en 2014, aunque las circunstacias han obligado al propio jugador a tratar de adelantar su desembarco. Lo que sí parece definitivo es que el Barça no abordará ya la contratación de Gareth Bale, el defensa de moda en el fútbol europeo, y deja vía libre al Real Madrid, que se equivocó gravemente la temporada pasada fichando a Coentrao y que ahora tiene la oportunidad de resarcirse contratando al mejor lateral izquierdo de Europa, aunque para ello tenga que sacar el talonario y pagarlo a precio de oro.


Deja tu Comentario