2012-03-06 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça denuncia el villarato blanco



Ya era hora que desde el club se reaccionara con rapidez. Son demasiadas veces en las que el club azulgrana ha reciido por parte de los medios de comunicación y de las organizaciones deportivas y por fin la directiva ha dado un golpe en la mesa. El barcelonismo se lo reclamaba desde hace meses y en esta ocasión no han fallado. Toni Freixa se ha reunido con el presidente Sandro Rosell, "que si hace unos días dijo que las cosas no pintaban bien, esta mañana me ha dicho que pintaban peor", para valorar los acontecimientos ocurridos desde la expulsión de Gerard Piqué. Ambos y "en consenso con el resto de la directiva y de miembros del club", han decidido tomar una serie de medidas al respecto.

 



Player Video...
//

 

"El comportamiento de nuestros jugadores y de nuestro técnico es y ha sido siempre impecable, y ellos merecen el mismo trato, es decir, impecable", ha marcado Freixa como primer punto de un comunicado en el que ha quedado claro el malestar del club con la Federación Española de Fútbol y en concreto con Sánchez Arminio, no con los arbitrajes:"Nuestra posición en la tabla responde a muchos factores, y no los podemos imputar sólo a los arbitros, pero no estamos teniendo suerte. No nos quejamos de los árbitros, respetamos y valoramos como difícil su labor" "No queremos discutir el trabajo de los árbitros. Esperamos no tener argumentos de aquí a final de temporada para sentirnos mal, cómo nos sentimos ahora", ha agregado.  Para el club, lo grave es lo de Sánchez Arminio, que se sale de cualquier límite: "Lo de ayer fue mediático y oportunista", ha apuntado Freixa, reiterándolo a lo largo de toda la rueda de prensa. "No es normal que el árbitro no refleje en el acta unas cosas y que el presidente después alguien anuncie que se tomarán medidas al respecto", ha denunciado el portavoz. "No tenemos ningún problema ni falta de relación con la RFEF. Venimos a constatar que la declaración pública fue injusta y que nuestros jugadores no merecen este trato, y que quremos saber por qué el presidente del comité sale a decir lo que ha dicho", ha insistido.

Freixa ha dejado claro, por su tono y palabras, que el club está realmente molesto con un comportamiento por parte de la RFEF que va mucho más allá de la prepotencia y de las malas intenciones. Hay equipos que no reciben el mismo trato. Equipos en los que sus miembros esperan en los aparcamientos o rajan en el pasillo de vestuarios, acusando a los colegiados de "irse a tomar copas con los jugadores". O peor, reconocerlo en la zona mixta. Pero con esos clubes no se toma ninguna medida. Por eso el Barça sí se tomará la justicia por su mano: "Hemos dirigido un escrito a la RFEF para que nos informen de los criterios que sigue el Comité para denuncia hechos ante el Comité de Competición, ya que a veces se denucnian hechos y e otras no. Queremos saber las reglas del juego. También que criterios siguen paraentrar de oficio en algunos hechos o incluso para abrir expediente como motivo de denuncia por el comité de árbitros. También que se revise la composición actual del Cómité de Competición actualmente uniperonal para que pase a ser colegiado", ha explicado Freixa. "No puede ser que se usen diferentes varas de medir dependiendo de quién está involucrado en una acción", ha apuntado el directivo. Tampoco puede ser que después de un partido se sigan diferentes criterios. Eso es lo que queremos saber, los criterios que siguen para aplicar unas determinaciones u otras", ha explicado.



Pero no es la única medida que tomará el club. "Presentaremos alegaciones por la tarjeta roja mostrada a Gerard Piqué", ha informado. "Es un jugador impecable y reclamamos el mismo respeto para él. Cuando ganan con la selección española los jugadores son modélicos", ha señalado, recordando la gran persona ejemplar que les parecía cuando les daba su preciadísimo Mundial. "Entonces se les toma como referencia. No está bien que de una forma oportunista se denuncie la actuación de un jugador", ha emitido muy enfadado Freixa. Posteriormente le han vuelto a preguntar sobre este asunto, a lo que no ha dudado en utilizar los mismos argumentos, aunque ha intentado suavizarlo para que no pareciera lo que era evidente, es decir, que cuando gana con la Selección Española no interesa juzgarlos: "Nos referimos a los valores que infunden", ha apuntado.

Freixa también ha explicado que nadie del FC Barcelona irá en representación del club a la reunión que se llevará a cabo mañana en la que se decidirá en qué estadio se disputará la final de la Copa del Rey. La directiva considera en este sentido que ya se han explicado las intenciones y los motivos que llevan a ellas en dos ocasiones, que es jugar en el Santiago Bernabéu, por lo que es innecesario volver a insistir en este aspecto: "En  muestra de nuestro desencanto no vamos a acudir a la reunión de mañana. Que decidan lo que quieran", ha dicho.

Estos son los puntos que ha expuesto el portavoz Toni Freixa en la sala de prensa del Camp Nou, lo que demuestra que la directiva y el club están verdaderamente molestos con todo lo que está ocurriendo con la Federación Española de Fútbol. Posteriormente se han permitido los turnos de preguntas en la que el portavoz ha explotado, mostrando la indignación del club:  , ha explicado Freixa, denunciando algo que se piensa en todo el barcelonismo.

 

 


Deja tu Comentario