2012-01-26 16:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça desposee al Madrid de su único título (2-2)



La provocación de Mourinho de alinear a Pepe como titular, después del escándalo del pisotón y la no posterior sanción por parte del Comité de Competición. Toda una clarísima declaración de intenciones que no surgió el más mínimo efecto.

 La afición del Barcelona representó todo un ejemplo de comportamiento. Una ambientación espectacular con el mosaico formado por 22.000 cartulinas con la leyenda de ‘Som-hi’ supuso el primer gol del Barça a un Madrid, que debía de venir a por todas y que lo intentó con hombres más ‘jugones’ como Kaká y Ozil.



 La actuación del respetable no defraudó a Guardiola, quien ya había avisado, “no caigais en la trampa, ellos quieren que se repita el caso Figo”. Y la parroquia azulgrana no defraudó al míster. Hizo gala de una corrección absoluta en todos los sentidos. Dedicó la merecida pitada a Pepe, pero con seny. Toda la cordura que al jugador madridista le brilla por su ausencia. Y además dedicó toda la ironía del mundo a Mourinho: “Nosotros te queremos, Mourinho quedate”. Recordando que el portugués nunca ha ganado al Barça en feudo culé.

 Y es que la afición del Camp Nou no sólo tuvo que aguantar la bravata de Mourinho al sacar a Pepe, si no que además tuvo que armarse de paciencia con los despropósitos del árbitro Teixeira Vitienes. Un colegiado a quienes los más benévolos se conforman con calificarle de malo, cuando los adjetivos deberían de ser mucho más elevados de tono.

 Teixeira se equivocó todo lo que pudo y más. Dejó se señalar un penalti de Pepe a Alexis y no expulsó a Lass por una entrada durísima a Messi cuando ya tenía una amarilla. Permitió, incluso, el teatro del bueno a Pepe, al desmayarse junto a Puyol y Piqué en el saque de un córner a favor del Barcelona. Y la relación de despropósitos siguió al permitir las violentas entradas de Ramos, Arbeloa (que lesionó a Iniesta y tuvo que ser sustituido por Pedro), Pepe (una agresión y cod clara a Cesc), Coentrao e incluso Cristiano Ronaldo, fueras de juego inexistentes....



 El Barça solventó todas estas dificultades y con paciencia se fue adueñando del partido. Empezó a triangular y apareció Messi. El crack del Barcelona centró la atención de los rivales con el balón en los pies y con un toque magistral cedió a un Pedro desmarcado, que batió sin contemplación a Casillas. Era el primer disparo a puerta y acabó en gol. El segundo, un impresionante chut de Alves con el empeine del pie derecho que entró como una exhalación por la escuadra de la meta del Madrid. Cien por cien de efectividad, dos disparos a puerta del Barça, dos goles.

 Con toda la carne en el asador puesta por Mourinho, el Madrid creó más peligro. El Barça empezó a complicarse la vida y con el empate en el marcador, sacó fuerzas de flaqueza para aguantar el temporal. El público, una vez más estuvo a la altura con el apoyo incondicional en los momentos más delicados. Y la impotencia del Madrid volvió a hacerse efectiva con la merecida expulsión de Ramos y una entrada de Pepe a Alves que estuvo en tris de no acabar con un nuevo pisotón del defensa del Madrid al jugador del Barça.

Mourinho sufre un nuevo golpe por parte del Barcelona, que le deja KO en la Copa y mantiene su negativa racha y de no ganar en el Camp Nou, el campo más maldito para el técnico portugués.


Deja tu Comentario