2015-03-06 10:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça dispara el cagómetro de Florentino Pérez



Joan Tubau

No son los previsibles silbidos al himno español o al Rey de España lo que más preocupa a Florentino Pérez para negarse a ceder el Bernabéu como escenario de la final de Copa. Tampoco que puedan producirse desperfectos en las instalaciones. Un seguro lo cubre y podrían permitir al club modernizar algunas dependencias al margen del pellizo económico que se lleva la entidad que cede el estadio con la comisión sobre las entradas vendidas. El problema no va por ahí. La verdad es que Florentino Pérez tiene verdadero pavor a volver a escuchar el himno del Barça en su estadio. Eso es lo que le preocupa, que el Barça esté en la final de Copa y el Madrid no. Que el Barça pueda celebrar allí su Copa número 27 y el Real Madrid no. No es el himno español lo que causa pavor en el Real Madrid. Es el himno del Barça.



Se mire como se mire, el Real Madrid desprecia la competición de la Corona, la competición que lleva el nombre del Rey de España. El Real Madrid no quiere saber nada y muestra su señorío escondiéndose detrás de absurdas excusas que no ocultan la pataleta de Pérez simplemente porque su rival estará en donde a él le gustaría que estuviera su equipo.

Sport titula hoy en su portada "Boicot a la Copa". Mundo Deportivo, "Miedo al Barça". Por ahí van los tiros. El Madrid es capaz de renunciar a lo que todavía le queda de señorío con tal de evitar que resuene en el Bernabéu el himno del Barça y que se celebre en su césped un título más barcelonista.

Las excusas sobre los silbidos al himno de España sólo van a conseguir rebotar todavía más a catalanes y vascos para redoblarlos como consecuencia de tanta mezquindad y tanto complejo de inferioridad. Y Florentino Pérez, el mismo que se gasta 300.000 euros en embellecer su imagen influyendo en los contenidos de las informaciones en las que es protagonista, ha empezado ya a filtrar entre sus medios afines y más rendidos a su causa el mensaje que debe calar entre los aficionados. Florentino Pérez es el rey de la propaganda y ha iniciado ya su bombardeo propagandístico para dejar a salvo su imagen y la del Real Madrid ante un hecho tan patético. David Alonso decía en El Larguero: "El Real Madrid no invita a su casa a quien no quiere". Antonio Romero, en el mismo programa, añadía: "Barça y Athletic sólo quieren tocar las narices". Melchor Ruíz, en la Cope, explicaba: "El Madrid no quiere que el Bernabéu sea el escenario donde se pite el himno español". Y así, más y más mensajes justificativos en los medios madrileños que pretenden tapar el complejo de inferioridad que vive el Real Madrid ante la posibilidad de un nuevo alirón blaugrana. Es la justificación al desprecio del Real Madrid al torneo de la Corona española. Es la justificación a la pérdida de lo poco que quedaba de señorío en ese club en otro tiempo admirable.



Mejor tomárselo a guasa. Las cosas de Pérez, últimamente, no pueden tomarse en serio. Especialmente cuando se le pone en marcha el cagómetro.


Deja tu Comentario