2012-10-22 18:10 Real Madrid Por: Administrador

El Barça es un coladero sostenido por Messi



En 12 partidos oficiales disputados en lo que va de temporada, el equipo de Tito Vilanova ha encajado 17 dianas, a más de una por encuentro cuando lo normal en los últimos años era estar incluso por debajo del gol por partido. Son datos de MARCA. Pero aún hay mucho más: En ocho partidos sólo de Liga ha encajado 11 goles.

Si hablamos sólo de los últimos tres duelos frente a Sevilla, Real Madrid y Deportivo, el Barça ha encajado la nada despreciable cifra de ocho tantos, a más de dos por encuentro. Y hay que tener en cuenta que a estas alturas de campeonato, el año pasado, llevaba cuatro goles en contra. Las diferencias son muy notables.



Con los cuatro goles encajados contra el Deportivo, el Barça iguala una cifra de cuatro dianas en contra, que no se producía desde hacía cuatro temporadas: Fue en la 2008/2009, en un partido contra el Atlético de Madrid que perdió por 4-3. También esa había sido la última campaña en la que los hombres culés encajaban ocho goles en tres partidos. 

Los datos hablan por sí sólos, así como las distintas acciones que ha ido llevando a cabo el equipo técnico encabezado por Vilanova y que han contribuido al caos de la situación. Con Fontás cedido al Mallorca y Bartra condenado al ostracismo, sin Puyol ni Piqué por lesión el Barça no tiene ni un sólo central puro en plantilla y tiene que recurrir a los experimentos o los parches, llamados Busquets, Song o Adriano. Y ni Mascherano ni Alves están rindiendo como lo hacían antaño.

La consecuencia es un desastre defensivo sólo sostenido porque Messi está en estado de gracia. Sin los goles del argentino el equipo estaría bastante más por debajo en la clasificación.




Deja tu Comentario