2014-03-28 10:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça estudia si quiere seguir contando con Cesc



TS

El Manchester United está preparando una remodelación de su equipo, después de que en la presente temporada hayan dejado mucho que desear, los de David Moyes van a hacer una limpieza en profundidad en el seno del club y de cara a la próxima temporada han pensado en su hombre fuerte dentro del canto, Cesc Fábregas.

El mediocentro catalán tiene muy buen cartel en la Premier donde se metió a la afición en el bolsillo en sus años en el Arsenal, aunque Fábregas quiere quedarse en el FC Barcelona, que como ya ha declarado en muchas ocasiones, es el club de su vida. Cuando llegó en 2011 al FC Barcelona por 24 millones, firmó por cinco temporadas, o sea que Cesc tiene contrato hasta 2016 y a estas alturas estaría dispuesto a ampliarlo.



Según publica Voz Populi, el FC Barcelona, por su parte, no veria con malos ojos la salida de su pupilo, a cambio de una suculenta oferta económica ya que en el seno del club azulgrana ya tienen apalabrado a Goundogan, que sería un rival en la titularidad para Fábregas.

Después de las renovaciones de Busquets, Iniesta, Bartra y Montoya, Pedro y Piqué serán los próximo además de Messi, por lo que Fábregas espera que seá de los siguientes en ser llamado por los directivos para hablar de su contrato, algo que ya se verá si son receptivos en el seno del club.

ADVERTISEMENT
Por su parte, Cesc no descarta volver en un futuro a la Premier donde consiguió hacerse un nombre en el fútbol, pero a día de hoy ese es un pensamiento lejano. Además el Arsenal incluyó una clásula cuando dejó salir al jugador por la que en caso de que el jugador salga del club, los gunners tendrían una opción preferencial y si estos no le quisiera percibirían un 50% de la plusvalía restante. 
 
El United en verano ya puso sobre la mesa de los despachos del club azulgrana una oferta de 35 millones de euros, y a día de hoy podrían haber subido a 40 y en verano podrían llegar a los 50 millones momento en el el FC Barcelona vería complicado decir que no. 

Deja tu Comentario