2013-10-16 19:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça evita una asistencia de 140.000 personas en el clásico



El FC Barcelona había realizado unos cálculos que cifraban la asistencia al Camp Nou en 140.000 personas para el clásico pese a que su aforo es de 98.000 plazas. Las 40.000 de más salen de la cifra que los analistas consideran prudente en cuanto a asistencia infantil teniendo en cuenta la importancia del partido y su horario. Se trata de niños sin entrada, de corta edad que habrían visto el partido sentados sobre sus padres, puesto que no tendrían asiento asignado, algo que contraviene las medidas de seguridad.

Rosell no ha ocultado en Catalunya Ràdio que no le hace gracia dejar sin clásico a 40.000 niños: "Soy el primero que está en contra de la decisión que he tomado desde el punto de vista popular, pero por responsabilidad es la que tenía que tomar. Prefiero un titular que diga: Rosell no deja entrar a los niños (a otro) que Rosell ha matado un niño, así de claro".



El presidente blaugrana se basa en el texto de la Ley, que desde  2007 determina que cada asistente a un espectáculo debe contar con una entrada. También tiene en cuenta Rosell el precedente del Barça-Getafe del pasado año jugado a mediodía con asistencia de 10.000 niños sin entrada.

El conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Ramón Espadaler, ha dicho: "Desde nuestra perspectiva no había ningún problema. Es una decisión correcta por lo que se refiere al sobreaforo si se supera el 30 o el 40 por ciento"

Y Rosell ha querido dejar bien claro que el FC Barcelona no va a jugar con la seguridad de los niños y no les va a exponer a avalanchas que podrían resultar fatales; "Estamos estudiando qué hacer, aunque en partidos de alto riesgo no habrá excepciones". Rosell ha admitido que está todo el aforo vendido para el clásico y ha reconocido que, como aficionado, está en contra de la medida: "en los campos serios de Europa nadie accede sin entrada. Es de aquellas normativas que no quieres aplicar, estamos en contra, pero es la Ley. Los expertos en seguridad nos alertaron ante el Barça-Real Madrid que en vez de 10.000 niños, podían venir 40.000 niños. Podíamos tener un aforo de 140.000 espectadores. No es un problema de respetar la Ley, sino de que pueda pasar cualquier cosa en la tercera gradería"



.

Deja tu Comentario