2012-07-31 10:07 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça ficha a Daniel Agger, el rey del tatuaje



Javi Martínez era el elegido, pero las elevadas pretensiones del Athletic de Bilbao han destrozado las ilusiones del chaval de convertirse en jugador del FC Barcelona. Pero Javi Martínez no era el único candidato a cubrir la plaza de central que tenía vacante Tito Vilanova. Ya dijo en su primera comparecencia que Javi Martínez interesaba, pero que en su posición había 50 jugadores interesantes en Europa que podian acabar recalando en el Camp Nou.

Lo que estaba claro es que el Barça no iba a acabar pagando 40 millones por un central y que el Athletic no se iba a hacer de oro a su costa. La secretaría técnica ha rastreado el mercado y, de común acuerdo con Tito Vilanova, ha decidido que Daniel Agger, el central del Liverpool, es el hombre adecuado, por calidad y precio, para integrarse en la zaga del FC Barcelona. Siempre según informaciones publicadas en medios ingleses, el Barcelona pagará al Liverpool 15 millones de euros más 5 en variables. Se trata de un fichaje de clase media, como el de Jordi Alba, que refuerza al equipo sin sangrar la economía del club, que cerrará el mercado de fichajes gastando menos (29 millones) de lo presupuestado (40), lo que podría servir para acelerar la contratación del brasileño Neymar, el gran sueño de Sandro Rosell.



En Inglaterra aseguran que el traspaso está cerrado y que Agger será presentado en el Camp Nou esta misma semana. Agger, que coincidió con Mascherano en el Liverpool, ya no jugó el pasado sábado un amistoso que los reds tenían pendiente con el Tottenham, lo que ha servido para levantar sospechas acerca de su futuro.

Agger tiene 27 años y contrato en vigor hasta 2014. Se trata de un jugador con ADN Barça porque gusta salir de atrás con el balón controlado evitando el patadón. En este sentido ya tuvo un serio problema con Hodgson, actual seleccionador inglés, negándose a jugar al patadón en el Liverpool. Agger fue traspasado en 2006 del Brondby danes al Liverpool por 5,8 millones de libras. Fue el defensa más caro jamás contratado por los reds y el traspaso más elevado en la historia del fútbol danés


Deja tu Comentario