2014-01-31 18:01 Real Madrid Por: Administrador

El Barça hizo lo mismo que el Racing y no recibió castigo



Carlos Muñiz

Francisco Rubio, el juez único del Comité de Competición, ha decidido que la incomparecencia del Rácing en el partido de cuartos de final de la Copa del Rey que le debía enfrentar a la Real Sociedad le va a salir muy cara: además de perder la eliminatoria, un año de suspensión en el torneo, más una multa de 3.006 euros. Así se imparte la justicia en el fútbol español. Así se imparte cuando no está el Barça por medio, porque al club culé parece que se le da de comer aparte con una legislación redactada a su medida.



De la misma manera que seguimos esperando el anunciado cierre del Camp Nou, que no se ha producido ni se producirá, por la conducta incívica de su afición cuando Figo volvió allí vestido de blanco, tampoco hubo castigo para el Barcelona cuando el 24 de enero de 2000 despreció la competición que lleva el nombre del Rey de España negándose a jugar el partido de vuelta de una semifinal ante el Atlético de Madrid después de haber perdido 3-0 en el Calderón aduciendo que no disponía de los jugadores suficientes. El Barcelona hizo acto de presencia en el campo con diez futbolistas, con Guardiola, como capitán a la cabeza. Díaz Vega, el árbitro de ese encuentro, se negó a iniciar el partido si el Barcelona no se presentaba con once jugadores y los fubolistas de ambos equipos se retiraron del terreno de juego. ¿Qué pasó? Nada.

Como el Racing, el Barça fue sancionado con la exclusión en la competición en la siguiente edición y una multa económica. Ni una cosa ni otra se llevaron a efecto porque el amigo Villar se preocupó de organizar un paripé en forma de amnistía aprovechando que en la siguiente edición el torneo cumplía 25 años con su actual denominación.

El Racing no tendrá la misma suerte.









Deja tu Comentario