2012-05-27 20:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça golea a la pobreza en un Sant Jordi lleno hasta la bandera (8-8)



Primero han aparecido “Els Comediants” que han ofrecido a los presentes un espectáculo de música y color que les caracteriza para dar inicio a la última fiesta barcelonista del año. A las  órdenes de Bernat Soler, los jugadores han ido entrando uno por uno repartiéndose por equipos a uno y otro lado del campo. Finalmente han salido Tito Vilanova y Pep Guardiola, entrenadores del equipo blaugrana y naranja-amarillo respectivamente y por este orden.  Por su parte, Valdés, Ilie y Rodri han sido los comodines, que tanto atacaban con un equipo como con el otro.

Después de unas breves palabras, el partido ha comenzado y ya desde el primer minuto el espectáculo ha sido el gran protagonista. Sólo en el primer minuto tres toques de tacón y el primer gol a cargo del que menos tantos ha logrado esta temporada: Víctor Valdés, que lucía el dorsal 10 y “Messi” como nombre encima del número. A partir de ahí festival de goles, risas y la anécdota del partido, cuando Gerard Piqué ha abandonado el terreno de juego atendiendo una llamada telefónica.



En los descansos no ha habido stop. José Manuel Pinto se ha enfrentado en un duelo con varios niños que se han atrevido a desafiarle. El guardameta barcelonista no ha parado ninguno. En la media parte ha sido el turno para los juegos de feria, cuando algunos miembros del Barça de fútbol sala han intentado colar el balón por dos agujeros que había en una de las porterías. Piqué también se ha atrevido, pero sin suerte.

La segunda parte ha sido pura fiesta. El público se ha entregado a la causa y las ovaciones, olas y demás no han faltado, además de los puntos de humor de Piqué, que estaba como un niño con zapatos nuevos. El central ha levantado el balón, se lo ha escondido en la nueva camiseta que, por cierto, convence, y ha cruzado todo el campo, aunque tampoco ha logrado marcar en esta ocasión.

Al final, empate a 8 en el marcador en un partido en el que ganó fue la solidaridad y donde lo importante eran los goles, ya que por cada uno de ellos el Barça donará 300 euros a “La Marató per la Pobresa.



 


Deja tu Comentario