2017-03-12 17:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça hace aguas en Riazor (2-1)



Aleix García (@AleixG7) No fue el mejor partido de nadie. El Barça tiró media liga en Riazor tras caer derrotado ante el Deportivo por 2-1, con goles de Joselu y Alex Bergantiños (en un córner inexistente) que contrarrestaron el de Luis Suárez por la parte azulgrana. A pesar de tener en muchas ocasiones el control del partido, el equipo catalán tuvo serios problemas a la hora de defender los contraataques de los gallegos y los saques de esquina, y esto, sumado al mal rendimiento de algunos futbolistas, le costó prácticamente el campeonato liguero al club culé.

Comenzó bien

El Barça comenzó bien el encuentro, manteniendo la calma y sin salir a morir ante un Deportivo que mostró un planteamiento valiente y que notó el cambio de manos a Pepe Mel. Luis Enrique repitió esquema (3-4-3) pero hizo varios cambios respecto al once de héroes que remontaron en París, entre ellos, el más claro: André Gomes. El centrocampista portugués se mostró lento -como es habitual en él- desde el primer momento, y a pesar de que el equipo culé mantuvo el esférico, cuando este pasó por sus pies todo se ralentizó. Joselu intentó ser un puñal en todo momento en el centro del ataque del equipo gallego, poniendo en serios problemas a la defensa azulgrana: tuvo una ocasión interesante durante los primeros minutos, pero no logró materializarla. Llegados a la media hora de encuentro, el conjunto catalán intentó poner una marcha más, y lo cierto es que a través de Sergi Roberto, Luis Suárez y Arda Turan creó peligro en la portería que defendió Poroto Lux, pero por A o por B, no logró superar los tres palos.

Pero se complicó...

Ambos equipos mantuvieron la calma en todo momento, pero bien es cierto que si hubo un pequeño intercambio de golpes que supo aprovechar -y muy bien, además- el Deportivo. Llegados prácticamente al final del primer tiempo, Marc-André ter Stegen logró sacar una gran parada tras un disparo de Joselu que aprovechó un pequeño error de Javier Mascherano en defensa: el alemán envió el balón a córner, un córner que terminó convirtiéndose en gol para los gallegos. [caption id="attachment_285642" align="aligncenter" width="930"]Foto: MIGUEL RIOPA/AFP/Getty Images Joselu aprovechando el rechace de ter Stegen para marcar el 1-0 | Foto: MIGUEL RIOPA/AFP/Getty Images[/caption] El propio Joselu aprovechó un rechace de ter Stegen en un esférico que se le escapó de las manos por la lluvia que estaba habiendo en A Coruña: el ariete español no falló y logró batir al alemán, que vio como un mal despeje por culpa de la meteorología le perjudicó a la hora de detener el balón. Tras esto, llegaron las dos mejores ocasiones del FC Barcelona. Luis Suárez en primera instancia no logró superar la portería defendida por Poroto Lux, mientras que en el sucesivo córner, Gerard Piqué controló un balón muy difícil pero su disparo se marchó muy desviado. Por lo tanto, el Deportivo se marchó al descanso con 1-0 favorable en el marcador y el total apoyo de su afición.

Reacción rápida

Una vez concluido el primer tiempo, el Barça no tuvo tiempo para lamentarse y rápidamente consiguió el empate. En el minuto 46, Luis Suárez aprovechó un balón centrado por Sergi Roberto (que no logró chutar André Gomes) para batir con un agresivo disparo a Poroto Lux, que poco pudo hacer y prácticamente se quedó mirando el esférico disparado por el ariete charrúa. Tras el tanto de Luis Suárez, se produjo lo que no se esperaba que podía ocurrir: el Deportivo se creció e intentó adelantarse de nuevo en el marcador, pero se encontró ante una buena defensa del FC Barcelona que buscó en todo momento que no cumplieran su cometido. A Luis Enrique no le gustó lo que estaba viendo, y antes de que se cumpliera la hora de encuentro realizó dos cambios para cambiar la tónica del partido: Andrés Iniesta sustituyó a un Arda Turan que no apareció prácticamente en todo el partido a pesar de ocupar el extremo izquierdo donde estaba brillando cuando recibía minutos, mientras que Ivan Rakitic entró en lugar de André Gomes, el cual volvió a mostrar una imagen realmente lenta y desalentadora.

El balón parado, un problema

El equipo catalán mostró problemas a la hora de defender el balón parado durante todo momento. El primer tanto del Deportivo llegó después de un mal rechace de ter Stegen en un córner, y el segundo, en el minuto 74, llegó también de un saque de esquina que conllevó mucha polémica, puesto que el guardameta alemán no desvió en ningún momento el esférico y la jugada no debería haber tenido válidez. Alex Bergantiños, centrocampista del Deportivo, cabeceó un balón que defendió realmente mal el FC Barcelona y no tuvo prácticamente oposición para poner el 2-1 en el marcador y batir al guardameta teutón. El equipo gallego se puso nuevamente por delante en el marcador, y Luis Enrique no tardó en mover el banquillo del Barça: Denis Suárez abandonó el terreno de juego y en su lugar entró Paco Alcácer. Luis Suárez tuvo una clara ocasión minutos más tarde, pero Poroto Lux logró atrapar el balón y que el equipo azulgrana no empatara el marcador. En los últimos minutos, ter Stegen detuvo un 2 contra 1 del Deportivo, parando un disparo de Emre Çolak que no fue capaz de traspasar su portería. De este modo, el Barça tiró media Liga en Riazor a la espera de lo que pudiera hacer el Real Madrid horas más tarde contra el Betis en el Santiago Bernabéu.


FICHA TÉCNICA RC DEPORTIVO, 2 - FC BARCELONA, 1 RC DEPORTIVO (2): Lux; Juanfran (Laure, min. 86), Albentosa, Arribas, Navarro; Borges, Bergantiños; Bruno Gama (Kakuta, min. 71), Carles Gil (Çolak, min. 62), Fajr; y Joselu. FC BARCELONA (1): ter Stegen; S. Roberto, Mascherano, Piqué, Alba; Sergio, André Gomes (Rakitic, min. 58), Denis (Alcácer, min. 77); Messi, Suárez y Arda (Iniesta, min. 58). GOLES: 1-0, min. 40, Joselu. 1-1, min. 46, Luis Suárez. 2-1, min. 74, Alex Bergantiños. ÁRBITRO: Fernández Borbalán (comité andaluz), amonestó a Navarro (min. 14) y Joselu (min. 36). INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigesimoséptima jornada de LaLiga Santander, entre RC Deportivo y FC Barcelona, disputado en el Estadio de Riazor (A Coruña, España) ante 28.412 espectadores.

Deja tu Comentario