2014-04-07 16:04 Real Madrid Por: Administrador

El Barça intenta destruir la imagen de un directivo madridista



Pablo Rojas

El FC Barcelona se ha convertido en el compañero acusica. Como si fuera víctima de bullying por parte del Real Madrid el conjunto culé ha decidido hablar con papá Blatter para "chivarse" que un madridista (Pedro López) les está haciendo daño. Obviamente, la realidad aleja al Real Madrid de ser abusador que tanto insinúa el Barça, el conjunto culé hace tiempo que se pega mientras duerme, se levanta con moratones y cardenales y luego intenta echar las culpas a otro. La autocrítica ha desaparecido del club culé desde hace mucho tiempo.



Ahora ese débil Barça que se siente indefenso por los problemas que ha tenido en los últimos tiempos (Neymar, Hacienda, Menores...) intenta evitar el daño cerrando los ojos y señalando a otros por cosas que solo ellos se creen. Parece que ni la prensa azulgrana acaba de creerse esos disparatados tiros al aire de sus directivos y apenas le apoyan a propagar una mentira, de esas que ni diciéndolas mucho te la acabas de creer. Y mientras acusan a uno de los directivos de la Comisión FIFA que les defendió, el vicepresidente del Real Madrid Pedro López, a quien las teorías de la conspiración lo situan como el chivato de la situación de los menores en La Masía. Sin embargo, debería el señor Rosell dar la cara y explicar porqué no dijo nada al socio de que habían sido acusados por la FIFA.

Y esa directiva azulgrana ahora acusa a Pedro López, por madridista, por conspirador y no lo hacen por nada más porque no toca, que sino también lo harían. La famosa charla del presidente azulgrana Josep Maria Bartomeu con el máximo mandatario de la FIFA, Joseph Blatter, no fue fructífera para los barcelonistas. Su presidente se dedicó a señalar al vicepresidente del Real Madrid y, como no, a evitar corregir sus errores. La Masia está muy bien, pero tiene que cumplir las reglas, como todos.


Deja tu Comentario