2013-08-21 12:08 Real Madrid Por: Administrador

El Barça juega sucio con Íker Casillas



Edu Soler

Rosell mete las narices en el vestuario blanco. El presidente del F.C.Barcelona quiere aprovechar la delicada situación que vive Íker Casillas para sondear su fichaje. El máximo dirigente azulgrana es un enamorado del portero madridista y además piensa que sería un golpe muy duro para su más acérrimo rival.



Pese a que nadie del club se ha pronunciado, lo cierto es que el Barça está jugando muy sucio en este asunto y Florentino debería ponerle los puntos sobre las íes. Desde hace años, los dos colosos del fútbol mundial sellaron un pacto de no agresión y ahora parece que Sandro quiere romperlo usando las más burdas tácticas.

Casillas es un símbolo del Real Madrid y en ningún caso se plantearía su salida al bando barcelonista. Es cierto que el de Móstoles está pensando en abandonar el Santiago Bernabéu, pero su destino sería siempre fuera de España. ¡Culés, Casillas no se toca!


Deja tu Comentario