2013-03-06 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça pierde peso en los despachos de Madrid



Por la misma infracción un técnico del Madrid recibe un castigo de dos partidos y Víctor Valdés se lleva cuatro. Y para más recochineo, los árbitros, que se lo consienten todo a Mourinho y sus secuaces, exigen al Comité de Competición que le caliente las orejas a Piqué por el gesto que le hizo a Pérez Lasa, el mismo que saldrá de rositas de esta historia después de que un error garrafal suyo falseara el resultado del Bernabéu y, por tanto, la competición. Mientras tanto, Mourinho tiene plena libertad para regalarnos desde el banquillo su repertorio de gestos, protestas e insultos partido tras partido.

Al árbitro no se le puede decir que "no tienes vergüenza". En cambio, Mourinho tiene todo el permiso del mundo para llamar "hijo de puta" a Alves en pleno partido. Silvino Louro tiene bula papal para hacerle un corte de mangas al banquillo del Barcelona. Pepe puede decirle a Paradas Romero: "¡Vaya atraco, hijo de puta!" y le caen dos partidos, porque eso es muy poco comparado con el "no tienes vergüenza de Valdés". Y Cristiano también tiene la benedición de los árbitros para resumir la labor de uno de ellos con un "robar, sólo robar" acompañándolo con un gesto muy gráfico con la mano.



Las lista de agravios es interminable, pero los últimos acontecimientos confirman que el Real Madrid toma el mando de nuevo en los despachos de la Federación. ¡Ni con trece puntos de ventaja está el Barça a salvo en la Liga! Después de ver lo del Bernabéu y lo de Old Trafford, es para echarse a temblar. ¡El Madrid da miedo!


Deja tu Comentario