2014-01-19 20:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça pincha en Valencia y da aire al Madrid (1-1)



Joan Tubau

Sin excusas. El Barça tenía que haber ganado en el campo del Levante y no lo ha hecho, Y este tropiezo permite al Real Madrid acercarse a un punto y pone en peligro una racha de casi 60 partidos consecutivos presumiendo de liderato. El Barça tenía hoy a Messi  pero no ha sabido buscarle. Al final no ha quedado más remedio que adelantar a Piqué para que jugara de delantero centro, esa posición que no tiene cubierta este equipo porque nadie le quiere traer al Tata a un "9" ya que eso significaría traicionar el estilo del Barça. Mientras tanto, Guardiola ya tiene dos 9-tanques en el Bayern. Una incongruencia más del entorno blaugrana.



Martino ha vuelto a alinear a un Barça canterano. Todos de la cantera menos Mascherano y Alexis. Nueve en el equipo titular, más Sergi Roberto, Tello y Dongou, que salieron luego. TotaL 12 canteranos. El problema es que el rendimiento del equipo está vez no ha dado para ninguna alegría. El Levante de Caparrós ha planteado un juego incómodo para el Barcelona, que ha tardado en entrar en juego. El equipo levantino controlaba la pelota y hasta se atrevía en la primera mitad a disputarle al Barcelona la posesión del balón. Faltaba Iniesta, cierto, pero en su lugar estaba Cesc, que junto a Xavi y Busquets, han sido incapaces de buscar a Messi para que éste solucionara la papeleta,

Tampoco Alexis y Pedro han estado más felices. No era el día del Barcelona. Se han producido aproximaciones, pero con poco peligro para el área levantinista. El Levante se adelantó en el minuto 10 en el saque de un corner que fue rematado de cabeza por Vintra ante la pasividad de Piqué, Cesc y Montoya, que se lo quedaron mirando,. Ocho minutos más tarde, Piqué le devolvió la jugada al central local rematando de cabeza el gol del empate en la salida de otro corner.

Parecía que el Barcelona tenía controlado el partido y, como ha sucedido en otros escenarios, en Getafe por ejemplo, los goles empezarían a llegar bajo la batuta de Leo Messi. Pero los goles no han llegado. Messi lo ha intentado y ha dispuesto de hasta tres oportunidades claras para marcar. Pero el gol se le ha negado hoy al Barcelona en un partido en el que no se podía pinchar.



No se trata de rasgarse las vestiduras. El Barça pudo haber salido del Ciutat de Valencia con un 1-3 o 1-4, pero la realidad es la que es, con penalti escamoteado incluido. El 1-1 compromete seriamente las aspiraciones del Barcelona en esta liga. El empate le da aire al Madrid y le permite rehacerse de un caso K.O en el que ha estado inmerso durante el mes de diciembre.

Hay tiempo para solucionar el traspiés, pero ya no hay margen para el error.


Deja tu Comentario