2013-02-28 16:02 Real Madrid Por: Administrador

El Barça puede quedar retratado con la final de Copa



El barcelonismo en masa y buena parte de la sociedad española criticó de forma injusta al Real Madrid cuando el club alegó la realización de unas obras en el Santiago Bernabéu como razón para no prestar su estadio como sede para la final 2012 entre el Barça y el Athletic de Bilbao. “Una final en Madrid entre catalanes y vascos sería un ejemplo”, dijo entonces el portavoz del club culé, Toni Freixa.

Todos sabían que, realmente, lo que quería el Barcelona no era dar ejemplo. Lo que quería el Barcelona era regocijarse, cachondearse del Madrid y “profanar” su estadio después de dejar fuera a los blancos en los cuartos de final de esa misma edición. El Athletic de Bilbao se prestó incluso a jugar el choque en el Camp Nou, con los evidentes perjuicios de desventaja deportiva que ello habría implicado, pero el Barça no quiso. Su sed de “sangre” les cegó.



Sin embargo, unos meses antes de aquello, allá por el mes de Febrero, Freixa había practicado un discurso muy distinto: "Si la FEF y los dos finalistas nos lo piden, para el Barça sería un honor albergar la final de Copa". Por aquel entonces, claro está, no se sabía que la final iba a ser la que fue. Y como había posibilidad de asaltar el Bernabéu, ya no era un honor jugar en el Camp Nou.

Este año, el Barcelona alegará incluso el mismo motivo por el cual se mofó del Madrid el año pasado para no permitir que la final se dispute en su terreno: Obras. ¿De qué se quejan entonces? ¿Se puede ser más hipócrita? Todo sería más sencillo si hablan claro: No quieren que la final se juegue allí, y ya está. Sería más sencillo para todos. 


Deja tu Comentario